Fed reducirá «pronto» compras de bonos; prevé alza de tasas
22 septiembre, 2021
En 2030 morirán 24 millones de personas por males cardiovasculares, estiman
22 septiembre, 2021

Pide CCE al gobierno no obstaculizar importación de gasolinas

Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial. Foto Cristina Rodríguez / Archivo

Alejandro Alegría

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) exhortó al gobierno federal a no obstaculizar la importación legal de combustibles a través de la clausura de terminales privadas de almacenamiento y trasvase de petrolíferos ubicadas en distintas partes del país.

Desde agosto, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha suspendido varias instalaciones por supuesta importación de combustible ilegal.

La primera en ser clausurada fue la terminal de refinados de Ienova, en Puebla; después la terminal de trasvase de Bulkmatic, en Sonora, y Monterra Energy, en Tuxpan. Además, la Secretaría de Energía canceló cinco permisos a Transfigura, luego de que se impidiera descargar combustibles de un barco en Tuxpan.

El CCE expresó su “profunda preocupación” ante las medidas emprendidas en las últimas semanas por el órgano regulador en contra de firmas privadas.

“Estas suspensiones a empresas que operan totalmente dentro del marco legal vigente obstaculizan la importación de gasolinas para proteger artificialmente a Petróleos Mexicanos (Pemex), en detrimento de las inversiones privadas realizadas en los últimos años”, dijo.

Consideró que la operación de las terminales privadas ha aumentado la capacidad de almacenamiento en México, con lo que se ha complementado la capacidad que Pemex utiliza para su propia producción e importación, en beneficio de la seguridad y estabilidad energética del país.

“El CCE hace un llamado al gobierno de México para que las acciones emprendidas para combatir actos ilegales en la cadena de hidrocarburos no perjudiquen a la ciudadanía y a la industria mexicana, ni pongan en entredicho el compromiso de nuestro país con los tratados internacionales de libre comercio”, destacó.

El organismo cúpula, dirigido por Carlos Salazar Lomelín, reiteró su compromiso con el principio de legalidad y plena aplicación del estado de Derecho en México, pues el contrabando de gasolinas es un mal que afecta a la sociedad, al introducir en el mercado de combustibles aquellos de procedencia ilícita y de baja calidad.

“Desde el sector privado tenemos muy claro que la recuperación económica debe ser una prioridad para superar los estragos de la pandemia por Covid-19”, agregó.

Consideró que aumentar la oferta de combustibles beneficia a la población, así como a la industria nacional al fomentar la competencia y tener distintas opciones de suministro de gasolinas.

Advirtió que limitar la importación de gasolinas reducirá la oferta de combustibles que son utilizados para actividades básicas como el transporte público, la distribución de productos alimenticios y mercancías, entre otros.