Mexicanos crean audífonos para apoyar a niños autistas
8 febrero, 2017
Grammy prepara homenaje a Prince y George Michael
8 febrero, 2017

Presentan denuncia sanitaria por campaña “Checa y elige”

Alejandro Calvillo, director general de El Poder del Consumidor, en imagen de 2016. Foto María Luisa Severiano

Julio Reyna Quiroz

Ciudad de México. El Estado mexicano sería responsable de daños a la salud por apoyar una campaña de la industria de alimentos y bebidas enfocada a hacer entendible el actual etiquetado de valores nutrimentales disponible en los alimentos procesados, pero el cual viola los derechos de los consumidores, denunció este miércoles la asociación civil El Poder del Consumidor (EPC).

Debido a la campaña lanzada el 16 de enero denominada «Checa y elige», EPC presentó una denuncia sanitaria ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) por los daños que provocará a la salud de los consumidores y porque generará una mayor epidemia de sobrepeso, obesidad y diabetes.

Alejandro Calvillo, director general de EPC, sostuvo que la subdirección de Prevención y Planeación de la Secretaría de Salud, a cargo de Pablo Kuri, apoyó el lanzamiento de esa campaña, lo que implicaría una responsabilidad de Estado por los daños a la salud de las personas.

EPC ha denunciado que la Guía Diaria de Alimentación, conocida como el etiquetado frontal que se aprecia en los alimentos y bebidas procesadas, no es comprensible para los consumidores mexicanos y establece parámetros que no son acordes con las recomendaciones de organizaciones mundiales de la salud.

«Está demostrado que el actual etiquetado nadie lo entiende, ni siquiera estudiantes de salud nutricional», sostuvo Calvillo en una conferencia de prensa. Hay un cinismo de las autoridades de colocarse al lado de la industria de alimentos procesados, dijo.

EPC ha luchado porque la información de nutrientes en el etiquetado sea de fácil entendimiento para la población, como pudiera ser un «semáforo» de advertencias, como ocurre en países como Chile o Ecuador.

Calvillo recordó que en diciembre pasado un juez concluyó que el etiquetado viola los derechos a la salud y a la información de los consumidores y que es regresivo respecto a la estrategia nacional para la prevención del sobrepeso, obesidad y diabetes.

La sentencia del juez ordena a las autoridades responsables dejar de aplicar la medida actual y mejorarla con base en las recomendaciones nacionales e internacionales.

El fallo del juez fue recurrido por la Cofepris y está ahora en estudio en un tribunal colegiado.