Denuncias de abuso sexual complican futuro de Sanders
3 enero, 2019
Aprueba la Permanente comisión especial por ‘helicopterazo’ en Puebla
3 enero, 2019

Prevén fin de contratos del NAIM «a la mayor brevedad»

Dora Villanueva

Ciudad de México. El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) dio por terminada de manera oficial la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México que se levantaba en Texcoco y avisó que todos los contratos se evaluarán uno por uno y se terminarán las relaciones contractuales “a la mayor brevedad, para evitar gastos innecesarios en perjuicio de las finanzas públicas y de los propios contratistas”.

El Consejo de Administración del GACM, relata el documento oficial fechado el pasado 27 de diciembre, “reconoció y confirmó la existencia de causas de interés general, entre ellas aspectos de planeación, presupuestación y hacendarios, que son motivo suficiente para la terminación anticipada de los contratos, convenios, adquisiciones y otras operaciones relacionadas con el proyecto Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”.

Por su parte, esta mañana durante la conferencia matutina que organiza Presidencia, Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció que la obra fue cancelada, luego de la negociación con los bonistas que invirtieron en dicha obra. “Ya están suspendidos oficialmente la construcción de ese aeropuerto y ya se ha empezado la negociación con los contratos para darlos por terminados anticipadamente o resolver en consecuencia con los dueños de los contratos”, puntualizó.

El oficio que signa Gerardo Ferrando Bravo, director general del GACM, avisa a los directores corporativos de construcción que el Consejo de Administración del Grupo decidió el 2 de diciembre, un día después de que asumiera funciones el nuevo gobierno que preside Andrés Manuel López Obrador, que la construcción, con un avance de 30 por ciento, cesaría a razón de impedimentos ambientales como presupuestarios y que procedan a la revisión de las obligaciones contractuales.

“Les solicito que, sobre la base de una metodología acordada, ordenen a los funcionarios a su cargo y a sus residentes de obra y servicios para que caso por caso se proceda a analizar las diferentes relaciones contractuales y, teniendo en cuenta siempre la mayor protección al interés general, y, por ende, al de Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, se proceda a determinar ya sea la suspensión temporal de los trabajos o bien la terminación anticipada de los contratos, según corresponda a los mejores interesas ya mencionados”, se lee en el documento.

Por último, destaca que se debe ir avisando al titular del órgano interno de control en GACM las suspensiones o terminaciones anticipadas que se vayan logrando, “teniendo siempre como referente la conservación de las obras y la seguridad de personas y bienes, asimismo, procedan a la determinación de los gastos no recuperables de acuerdo con los criterios que señala la norma y que consisten en que éstos sean siempre razonables, estén debidamente comprobados y se relacionen directamente con la operación correspondiente”, puntualiza.

La cancelación de las obligaciones contractuales se da en apego a los artículos 60, segundo párrafo y 62 fracción III de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, 102 de su Reglamento, explica Ferrando Bravo, en los que se enmarcan las condiciones y plazos para que se pague a los contratistas.

En ese orden, el director general del GACM también instruye a los directores corporativos de administración, finanzas y jurídico a que apoyen el proceso de suspensión y/o terminación anticipada de los contratos, incluyendo mecanismos alternativos de solución de controversias, conciliaciones y procedimientos de liquidación “apegándose a los principios de equidad, buena fe, transparencia y austeridad” que marque la legislación.

JSL
JSL