Fiscalía investiga a Pedro Joaquín Coldwell por compra de Fertinal
18 junio, 2019
Diputados de Sinaloa rechazaron ley sobre matrimonio igualitario
18 junio, 2019

Problemas de gobernanza, lo que más afecta las notas de México: Fitch

Fitch señaló que en México, el Estado de Derecho es un marcado pendiente y también se enlistan la corrupción y déficits de transparencia. Foto Afp / Archivo

Dora Villanueva  

Ciudad de México. Fitch no atiende a motivaciones políticas para cambiar las notas de deudas soberanas. En el caso de México hay varios problemas estructurales que se arrastran y en particular los de gobernanza son los que más impactan a su calificación, advirtió Jamen McCormack, director de soberanos en la firma.

«La gobernanza no parece que esté mejorando. A lo mejor va a mejorar con la nueva administración pero con los números que hemos visto no ha habido mejoría (…) es todo un desafío para México», sostuvo, al tiempo que refirió dichos datos, tomados del Banco Mundial, se ponderan frente a lo que ha dicho hasta ahora el gobierno.

«Si nosotros creyéramos que el nuevo gobierno va a tomar esos temas y va a darles un cauce diferente podemos entonces ajustar (…) Si nos confiáramos de más en el gobierno de López Obrador podríamos entonces descontar los números del Banco Mundial y decir ‘bueno todavía no se han adaptado a la realidad del nuevo México’; así que estamos poniendo atención, pero vemos la guía que nos da el Banco Mundial en estos temas» sostuvo en el marco del Foro Infraestructura, Crecimiento y Disciplina Fiscal en México, convocado por Fitch.

Recalcó que los temas de gobernanza son un problema que no priva en México, sino que se extiende en toda América Latina. Pero en el país, el Estado de Derecho es un marcado pendiente y también se enlistan la corrupción y déficits de transparencia.

Añadió que ya no se prevén más reducciones al soberano como efecto de Petróleos Mexicanos, hasta que se hagan efectivos los apoyos. «No podemos ajustar hacia la baja otra vez deja porque ya la hemos bajado conforme creemos que esto va evolucionando».

Al tiempo que contrastó con las declaraciones que horas antes hiciera el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien afirmó que la deuda de la petrolera es tres milésimas partes del presupuesto federal para este año, por lo que se resentirá el apoyo a Pemex pues se llevará a cabo de manera paulatina.

«No quisiera contradecir lo que dijo el secretario pero les voy a decir qué es lo que nosotros vemos en Pemex (…) si el gobierno le deja más gasto para inversión también el gobierno tiene problemas de crédito. ¿De dónde van a sacar los recursos? Esto se está moviendo en ambas direcciones y no es obvio para nosotros cómo es que esto se vaya a desenvolver más adelante», subrayó McCormack.

Por último, destacó que su postura no tiene el sello de presionar al gobierno mexicano que ha decretado el «fin de la era neoliberal», sino las perspectivas de la deuda.

«Como agencia calificadora nosotros tenemos que ser extremadamente cuidadosos de no imponer nuestros estados políticos (…) nosotros no ponemos eso en tela de juicio más que nada la efectividad de la plataforma de las políticas para la perspectiva de crédito», sostuvo.

JSL
JSL