Alemania agiliza deportación de personas que no alcanzan asilo
22 febrero, 2017
Nombran a alumno de la UNAM líder emergente del sector espacial
22 febrero, 2017

Recurre México a coberturas contra riesgos en tipo de cambio

Sede del Banco de México, en imagen de archivo. Foto Guillermo Sologuren

Roberto González Amador

El gobierno federal y el Banco de México echarán mano de un nuevo instrumento para atajar la volatilidad en el tipo de cambio del peso, que ha llevado el valor de la moneda a un nivel que la autoridad considera que no es consistente con los fundamentos económicos del país. Se trata de una cobertura contra riesgos cambiarios, una suerte de seguro que protegerá a empresas con operaciones en moneda extranjera contra movimientos abruptos en la paridad. El mecanismo no compromete recursos de la reserva internacional de divisas y, de acuerdo con analistas, constituye un dique a la especulación.

La medida fue comunicada de manera conjunta por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, las dos instancias que integran la Comisión de Cambios, el órgano que decide la política cambiaria del país. Las coberturas podrán alcanzar un monto hasta de 20 mil millones de dólares. Se trata de una cantidad que, en términos comparativos, equivale a 60 por ciento de las importaciones mensuales del país y es comparable al pago de intereses por deuda pública y privada en los primeros nueve meses de 2016, según la información más reciente disponible, que fue de 19 mil millones de dólares.

En los últimos meses, el tipo de cambio del peso frente al dólar ha mostrado una alta volatilidad, la cual no es consistente con los fundamentos económicos del país, mencionó el comunicado conjunto. Para propiciar el funcionamiento más ordenado del mercado, la Comisión de Cambios ha decidido instruir al Banco de México para que implemente un programa de coberturas cambiarias liquidables al vencimiento por diferencias en moneda nacional. Esta última característica de los instrumentos permitirá ofrecer la cobertura contra riesgos cambiarios sin utilizar reservas internacionales, añadió.

La cobertura anunciada por las autoridades significa que la diferencia entre el tipo de cambio pactado al momento de contratarla y el vigente al momento del vencimiento será liquidado en pesos, con lo que se evita el uso de las reservas internacionales y se ofrece un grado de certidumbre sobre el tipo de cambio a las empresas o intermediarios financieros que las contraten, explicó Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero del Banco Base.

El Banco de México estará a cargo de aplicar el programa. Las posturas serán presentadas por las instituciones de crédito de acuerdo con las reglas que determine el banco central. La comisión indicó que la primera subasta será el lunes 6 de marzo por un monto de hasta mil millones de dólares. Los detalles se darán a conocer a través de la convocatoria.

Aunque aún no se conocen los detalles de este nuevo mecanismo, el mercado lo tomó de manera positiva, pues dará certidumbre a las operaciones institucionales, o no especulativas, en el mercado cambiario. Esto incrementa la posibilidad de que se observen cotizaciones por debajo de 20 pesos por dólar de manera sostenida y probablemente de hasta 19.80 pesos por dólar en la ausencia de noticias económicas negativas, consideró Siller.

Los mecanismos de subastas de dólares puestos en práctica previamente por la Comisión de Cambios, como las subastas diarias o las discrecionales, ya habían sido manipulados por el mercado y empleadas probablemente para especulación, añadió. El nuevo mecanismo busca disminuir la volatilidad cambiaria y las presiones en contra de la moneda nacional, sin que el mercado manipule el esquema, comentó.

Las instituciones de crédito mexicanas inicialmente serán las que puedan presentar posturas por los instrumentos. Posteriormente podrán ofrecerlas a otros participantes del mercado.

Como no se utilizarán reservas, la medida es positiva, pues las agencias calificadoras le dan seguimiento a dicha variable, lo que limita la utilización de las mismas, comentó Mariana Paola Ramírez Montes, analista de Ve por Más.