Confirma UAM deceso de profesor desaparecido
3 octubre, 2019
Opositores a Martín Esparza inician huelga de hambre frente a Palacio
3 octubre, 2019

Se eliminaron los subsidios a trasnacionales: Sader

“Bimbo, Cargill, Bachoco, Lala y Maseca” son algunos de los corporativos que recibían subsidios gubernamentales”, mencionó Víctor Suárez Carrera, subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Sader. Foto cortesía de la Secretaría

Carolina Gómez Mena 

Ciudad de México. Durante el periodo neoliberal, en el presupuesto del campo estaban consideradas grandes trasnacionales de alimentos, pero eso se terminó, señaló Víctor Suárez Carrera, subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

En entrevista con diversos medios, el funcionario detalló que empresas como “Bimbo, Cargill, Bachoco, Lala y Maseca” son algunos de los corporativos que recibían subsidios gubernamentales. En la propuesta de presupuesto 2020 del Ejecutivo para el agro, eso se eliminó, por lo que sostuvo que el dinero sí alcanzará, si los diputados la aprobaran tal cómo está.

Comentó que se apoyaba a las grandes transnacionales para que compraran cosechas nacionales, en lugar de importarlas y se les garantizaba que las adquirirían a precios internacionales. Esto se realizaba por medio de apoyos a la comercialización.

“En el modelo neoliberal se pensó el Estado debía estar al servicio del libre comercio, de las trasnacionales con poder político y económico. Prevalecía el interés privado. Ellos podían decidir las políticas agroalimentarias, las políticas de comercio”. En suma se estaba “al servicio de esa minoría de interés muy poderosa”.

Consideró que los reclamos del sector agroexportador del país obedecen más a intereses privados, que colectivos, y de preocupación legítima por la totalidad del sector agropecuario nacional.

Apuntó que muchos “critican porque se afectan sus intereses” y aseguró que el presupuesto para el campo “no va a ir decreciendo” en los próximos años.

En la propuesta de presupuesto federal se proponen recursos por 46 mil 253 millones de pesos para la Sader para 2020. Esta año opera con 65 mil 435 millones de pesos. En tanto para el Programa Especial Concurrente, se proponen 331.4 mil millones de pesos, y este 2019 se asignaron 352 mil millones de pesos.

Aseguró que el presupuesto para el campo estaba “capturado por un pequeño sector de unidades de producción y ha sido utilizado para fines clientelares y políticos electorales. Había más de 150 programas, ahora serán siete y de alto impacto. Los demás programas eran pequeñitos y no tenían impacto, el 70 por ciento de los subsidios públicos eran capturado por no más 10 sectores”.

Tras añadir que la molestia se centra en que ahora los apoyos fluirán hacia los menos favorecidos del campo, a los cuales solo se les dieron “apoyos de pobre”, no pensados para que se hicieran productivos, el funcionario aseguró que el gobierno no deja descobijados a los agroempresarios.

“El presupuesto para 2020 responde a una nueva política agroalimentaria, no excluye a nadie. Continúa el subsidio al agua para zonas de riego, a través de una tarifa eléctrica para los pozos. Hay 300 mil millones de pesos para la banca de desarrollo y casi 4 mil millones de pesos en sanidades”.

Reconoció que Aserca (Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios) no tendrá presupuesto para comercialización en 2020. Este organismo contaba con “unos 10 mil millones de pesos anuales en promedio y se canalizaban a no más de 10 por ciento de los productores agropecuarios”.

Añadió que en los anteriores gobiernos también habían apoyos a los “productores más ricos” para la adquisición de maquinaria agrícola, como por ejemplo tractores. Aseveró que el esquema generó “corrupción” en la manera de otorgar los contratos a los grandes distribuidoras. A este programa se destinaron unos “tres mil millones cada año”.

 

JSL
JSL