Policías en SLP, de los menos confiables en el país: INEGI; Director de policía municipal pide voto de confianza
18 enero, 2017
BMV cierra con ganancia por segundo día consecutivo
18 enero, 2017

Sube 129% cifra de usuarios de banca móvil en 3 años

Billetes mexicanos de varias denominaciones. Foto La Jornada / Archivo

Susana González G.

Ciudad de México. Pese a que el número de usuarios de banca móvil en México subió 129 por ciento entre 2012 y 2015, “el crecimiento no resolvió la brecha de género en el aprovechamiento del servicio” ya que no se dio de la misma manera en hombres y mujeres, indicó la consultoría The Social Intelligence Group ( The SIU).

Los últimos datos sobre los servicios financieros a 2015 indican que 3.2 millones de mexicanos en total contaban con banca móvil, cifra que representa apenas 9.5 por ciento del total de adultos con cuenta bancaria, precisó.

Sin embargo, en el desglose de cifras por género resulta que 11.9 por ciento de los hombres que tienen una cuenta bancaria son usuarios de la banca móvil, lo que contrasta con el 7.2 por ciento de las mujeres que se encuentran en dicha situación.

La diferencia de casi cinco puntos porcentuales entre ambos géneros “equivale al 19 por ciento del total de usuarios de la banca móvil”, según The SIU.

Consideró que, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) las brechas de género en la tenencia de las cuentas bancarias y otros servicios financieros “podrían estar explicadas por la mayor participación masculina en la fuerza laboral, ya que son los empleados quienes tienden a recibir estos beneficios, hecho que, a su vez, podría incidir en el diferencial de uso de la banca móvil entre hombres y mujeres”.

El que la banca móvil pueda ser aprovechada de manera igualitaria por hombres y mujeres implicará que éstas pueden tener fácil acceso a los servicios que prestan las instituciones financieras y simplificaría las transacciones que realicen, lo cual a su vez servirá para mejorar la dinámica del sistema financiero, indicó.

Empero, la consultoría señaló que para lograrlo se requiere de un esfuerzo previo y el problema no sólo quedaría resuelto mediante programas de inclusión financiera enfocados en las mujeres, sino en una serie de iniciativas que les permitan participar en el mercado laboral con remuneraciones justas y equitativas.

Puntualizó que ello es importante porque el sistema financiero resulta trascendental para el desarrollo económico y los bancos son en México los intermediarios que más recursos captan para el ahorro y los que otorgan más financiamiento, por lo que para facilitar su acceso deben echar mano de las tecnologías de la información.