Con reedición de Ok Computer, Radiohead celebra los 20 años del álbum
2 mayo, 2017
Romero Calzada propone legalizar la ortotanasia
2 mayo, 2017

Veinte millones de empleos, promesa incumplida de Peña: Coparmex

Jesús Padilla Centeno, presidente del Centro Empresarial de la Confederación Patronal de la República Mexicana en la capital. Foto Alejandro Alegría

Alejandro Alegría

Ciudad de México. La meta del presidente Enrique Peña Nieto de llegar a 20 millones de empleo al concluir su sexenio es sólo aspiracional y es parte del conjunto de promesas incumplidas, consideró Jesús Padilla Centeno, presidente del Centro Empresarial de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la Ciudad de México.

El líder patronal en la capital mexicana sostuvo que lo dicho por el Ejecutivo el lunes durante la ceremonia conmemorativa del Día del Trabajo “solo es un anhelo, una aspiración más del gobierno federal. Creo que es el conjunto de promesas incumplidas que hemos estado viviendo”, por lo que a corto plazo, en víspera del proceso electoral de 2018, se trata de un pronunciamiento fácil para el país.

Tras su participación en el foro Wake Up, organizado por Coparmex, el también presidente y director general del Corredor Insurgentes (CISA) consideró que en el país no se genera un millón de empleos por año, pues hace falta promover la inversión.

Al adelantar que en días próximos la Coparmex y otros actores políticos se pronunciarán sobre el tema del salario mínimo, Padilla Centeno sostuvo que el incremento salarial “es asunto de dignidad y respeto a la clase trabajadora por la forma en que se ha depreciado en los últimos 30 años, mas del 70 por ciento.”

Señaló que tomar medidas para incrementar las percepciones económicas de los habitantes del país favorecerán el crecimiento del mercado interno. “En Coparmex estamos planteando que tenemos que hacer un gran esfuerzo para promover el consumo interno, esto se logra solo cuando se tiene un salario digno, no sólo que sea mínimo, sino digno y aparte de un trato digno. Es una aspiración lejana todavía para los mexicanos”, dijo.

El presidente de Coparmex en la Ciudad de México agregó que parece que llegar los 92 pesos para alcanzar la línea de bienestar, “es dejar a la mayoría en un estado de pobreza. Sabemos que con eso nadie vive. En particular sobre más empleos, yo lo sé porque el gobierno no es generador de empleos. Los generadores de empleos finalmente somos los empresarios.”

Padilla Centeno consideró que el gran problema del país es la corrupción y la impunidad que se ha dejado al descubierto con los gobernadores de los estados, pues “la nueva generación anunciada por el presidente están prácticamente huidos, escondidos, están en proceso. Está claro el contubernio que tiene el gobierno federal con ellos.”