El gobernador de SLP gestiona ante la Federación vacunas pediátricas
24 enero, 2022
AMLO sale de Palacio Nacional; iría a practicar beisbol
24 enero, 2022

Volatilidad en mercados, por tensión en Ucrania y anuncios de la Fed

Wall Street, presa de una gran volatilidad, cayó con fuerza durante toda la sesión de remates, pero logró cerrar al alza. Foto Ap

Clara Zepeda

Ciudad de México. La tensión en Ucrania y la espera de los anuncios de política monetaria que hará el miércoles la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, al final de su reunión de dos días, provocaron este lunes una intensa volatilidad en los mercados financieros internacionales.

El índice de volatilidad (VIX), mejor conocido como el índice del miedo, alcanzó un nivel no visto desde octubre del 2020, en 38.02 puntos, durante la sesión de este lunes, para después descender a 30.12 puntos, lo que representó un avance de 4.40 por ciento respecto al nivel que alcanzó el viernes.

Wall Street, presa de una gran volatilidad, cayó con fuerza durante toda la sesión de remates y logró cerrar al alza; pero mercados cambiarios y otros accionarios no lograron esquivar las caídas.

Las tensiones entre Rusia y Ucrania llevan al dólar a fortalecerse a nivel mundial. El índice del dólar DXY, que mide el comportamiento de la divisa de Estados Unidos frente a sus principales cruces internacionales, mostró un alza de 0.26 por ciento, a 95.885 puntos. Aunque moderó su alza, terminó imponiéndose ante las principales monedas en el mundo.

El peso mexicano se depreció 0.97 por ciento, equivalente a 19.87 centavos frente al dólar, y cerró en 20.6467 unidades por dólar spot, su mayor nivel desde el 28 de diciembre del 2021 (20.6761 pesos).

De acuerdo con datos del Banco de México (BdeM), la paridad peso-dólar operó con un amplio rango, entre un máximo de 20.6930 unidades y un mínimo de 20.5640 unidades.

En vísperas de la cita más importante de la semana, la primera reunión de política monetaria del Banco de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos del año, la crisis geopolítica de Ucrania pasa a primer plano entre los inversionistas y dispara la aversión al riesgo a niveles de cuando se presentó la variante ómicron en el mundo.

Rusia lleva varios meses concentrando tropas en su frontera con Ucrania. La posibilidad de que se ejecute un ataque ruso a Ucrania anula la demanda de activos de mayor riesgo, de ahí que el dólar se apreció y los mercados accionarios registraron caídas.

Electrocardiograma

La posibilidad de un conflicto entre Rusia y la OTAN con Ucrania como campo de juego avivó los temores y los inversionistas aprovecharon para reducir su exposición al riesgo. La corriente vendedora de acciones en el mundo se trasladó a ambos lados del Atlántico, pero los mercados accionarios estadounidenses lograron dar la vuelta.

El Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no pudo recuperarse del todo y cayó 1.37 por ciento a 50 mil 890.59 puntos, niveles no vistos desde principios de diciembre de 2021.

El principal índice accionario mexicano llegó a cotizar sobre los 49 mil 673.64 puntos como mínimo y entre 51 mil 578.42 unidades como máximo.

El desplome de las acciones de Aeroméxico resaltaron en la sesión, con un descenso de 10.96 por ciento; los títulos de Asur, Axtel, Azteca, Cemex, Banorte, Grupo México, Televisa cayeron 1.33, 5.54, 4.35, 1.82 , 3.74, 3.79, 1.52, por ciento, respectivamente.

El IPC ligó cinco sesiones a la baja, en las que ha perdido 3 mil puntos.

En los minutos finales de la sesión, los tres índices principales estadounidenses lograron darse la vuelta y cerrar con tímidas ganancias. El Nasdq que llegó a caer 3.7 por ciento, cerró con una ganancia de 0.63 por ciento; el S&P 500 y el Dow Jones, luego de caer 3.1 y 2.5 por ciento, avanzaron al cierre 0.28 y 0.29 por ciento, en ese orden.

En Europa, las caídas en los mercados accionarios fueron generalizadas.

Por su parte, el precio del petróleo WTI cayó 1.60 por ciento, a 83.78 dólares por barril y el Brent disminuyó 1.22 por ciento, a 86.82 dólares, afectado, al igual que los demás mercados, por la aversión al riesgo ante las tensiones geopolíticas y el endurecimiento de políticas monetarias. Con el fortalecimiento del dólar se redujo la demanda por petróleo.