Con dedicatoria a soldados, AMLO envía mensaje sobre valor de la vida
18 octubre, 2019
Al menos 62 muertos en mezquita tras explosiones en Afganistán
18 octubre, 2019

Electriza Billy Idol primer concierto en Palacio de los Deportes

Durante el concierto del cantante británico Billy Idol en el Palacio de los Deportes. Foto: Twitter @economicliberal

Ana Mónica Rodríguez 

Ciudad de México. El cantante británico Billy Idol, El chico malo del rock, electrizó el Palacio de los Deportes durante su primera “poderosa” presentación en México, luego de más de cuatro décadas de trayectoria.

El ídolo no esperó demasiado para levantar de sus asientos a los miles de asistentes, desde la segunda canción de su repertorio: Dancing with myself. Desde ahí el ambiente se prendió. Sus seguidores, cantaron, brincaron y entonaron -junto con Idol- la letra de esa emblemática rola lanzada en 1981, con la banda Generation X.

El británico, quien a sus 63 años exhibió el trabajo físico que realiza con su cuerpo, repitió en diversos momentos “¡Viva México!”. También habló en el micrófono para explicar la canción que interpretaría o lanzar el “Let´s fucking dance”, que enardeció a sus más de 15 mil fanáticos en el Domo de Cobre, el cual tuvo algunos espacios vacíos en la parte superior.

Con inicios en el punk y después como solista, “la leyenda” continuó su espectáculo, en el cual no recurre a grandes efectos visuales. La música es la que cautiva y atrapa. Solo un juego de luces cobijaron y realzaron las siluetas de Billy Idol y sus músicos a lo largo de casi dos horas de concierto, que para algunos de sus fans, según dijeron, fue muy breve para tan larga espera.

En otro momento, con Ghost in my guitar, los celulares iluminaron el recinto de Iztacalco, pero también fue ovacionado el guitarrista Steve Stevens, quien ejecutó un solo que hizo vibrar a cada uno de los presentes. Billy Idol dejó al músico sobre el escenario para que completara la captura de esos seres que no dejaron de moverse y cantar con la selección de sus exitosos temas que abarcaron más 40 de años en la escena musical.

También interpretó las infaltables Eyes without a face y Rebel Yell. Con esta última adelantó: “Este es mi mejor momento de la noche”. Al iniciar los primeros acordes, miles de personas no tuvieron opción y se levantaron de sus asientos. Las manos en alto se sumaron al gran coro que el ídolo provocó con ese reconocido tema que escribió junto con Stevens.

En 2014, el también actor, lanzó Kings & Queens of the underground, producción de la cual se escuchó Can´t break me down; además de otros temas como Your generation, Blue Highway, White wedding y Mony mony.

JSL
JSL