Astillero, Pacto por México
Astillero: AMLO: “amnistía anticipada”
15 agosto, 2016
Ha crecido 48% la contratación por honorarios, revela el CILAS
15 agosto, 2016

Aceptación de gestión de Macri en su punto más bajo

Protesta en rechazo al aumento de tarifas de los servicios públicos implementado por el gobierno del presidente Mauricio Macri, en Buenos Aires. Foto Xinhua

Stella Calloni, corresponsal

Buenos Aires. La imagen del presidente derechista Mauricio Macri retrocedió a 46 por ciento y siete de cada diez argentinos sostiene que la economía está mal y que es imposible pagar las tarifas de acuerdo con lo dispuesto por el Ministerio de Economía, sostiene la consultora Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), en una encuesta realizada en todo el país para el diario Página 12.

Esta cifra queda muy lejos del favorable casi 70 por ciento al comienzo de su gestión, hace poco más de nueve meses, lo que se fue desdibujando mes por mes, desde febrero pasado.

“Nada menos que seis de cada diez argentinos sostienen que está de acuerdo con las protestas por los tarifazos, algo inhabitual porque, en general, suele suceder que los ciudadanos pueden estar en contra de tal o cual medida, pero tienden a ser reacios a las protestas”, señala el rotativo y añade también que es mayoritaria la respuesta pidiendo la renuncia del ministro de Energía, Juan José Aranguren.

En esta situación, la imagen del gobierno perdió entre 15 y 20 puntos desde que comenzó su gestión el 10 de diciembre pasado.

Por su parte, el periódico oficialista La Nación publicó una encuesta de la empresa Poliarquía Consultores que midió la situación política del gobierno y señaló que bajó 4 puntos porcentuales la valoración de Macri “en un mes marcado por las tarifas” y, por primera vez, se ubicó en 46 por ciento, mientras que la imagen negativa registró 34 por ciento y 20 la consideró regular.

En tanto, la aprobación del gobierno volvió a ubicarse en 56 por ciento, “el mismo valor de junio que fue, además, el registro más bajo de lo que va del año. La desaprobación, en tanto, se ubicó en 43 por ciento la misma marca que en junio y también la más alta desde que Macri asumió la presidencia”, señala Poliarquía Consultores, que concluye que el conflicto irresuelto del tarifazo, la persistencia de la inflación, la recesión económica y el temor a perder el trabajo, parecen haber impactado en la imagen del presidente y en el índice de aprobación de su gobierno.

El CEOP sostiene que aunque 46 por ciento positivo es un valor que se “considera” aceptable, porque todavía hay una franja de la población con una expectativa de que las cosas mejoren, los opositores superan hoy en día con holgura a los oficialistas (47 a 33 por ciento), cuando hace unos meses los oficialistas eran mayoría.

A esto se añade que los medios locales hacen referencia a una dura nota de la revista The Economist de Londres donde advierte que “la luna de miel de Macri está llegando a su fin” tras un “torpe manejo del tarifazo”.

“Hace frío afuera (It’s cold outside)”, se titula la nota adelantada en su edición online señalando las medidas del gobierno, la «reacción violenta» de los usuarios, la justificación del ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay acerca de que el aumento equivaldría a “dos pizzas” y la espera para que la justicia defina el tema del aumento de las tarifas, que son consideradas impagables por una mayoría de la población.

“Macri no tiene más remedio que esperar que la Corte Suprema falle a su favor, insistir con la suba de los precios y pagar el costo político”, señala The Economist al indicar que el gobierno ha solicitado a la Corte Suprema -poniéndola en una situación difícil- que decida sobre el tarifazo. Varios medios denuncian hoy severas presiones del gobierno sobre la Corte, en el marco de una justicia que se desprestigia cotidianamente, cuando algunos jueces abren causas, sin pruebas, y se comportan como un Partido Judicial, jugando contra la oposición política.

En este entorno, la Iglesia continúa con sus advertencias y denuncias sobre la situación. «¿Cómo es posible que en una patria donde hay tantos bienes haya tantos necesitados?”, preguntó monseñor Carlos Ñáñez, arzobispo de Córdoba en su homilía de este domingo. “¿De qué sirve que pocos tengan muchísimo y muchísimos tienen poco o casi nada?”, dijo también el religioso y señaló que “ésta es una pregunta que nos tenemos que hacer los argentinos, sin culpar a uno u otro sector”.

También alentó a los fieles a preguntarse ¿qué pasa en nuestro país que se dan estas situaciones de enormes desigualdades? ¿No será que podemos vivir de una manera diferente; no será que podremos tener bienes para todos?”

En el mismo sentido el presidente de la Pastoral Social, Jorge Lozano, dijo a una radio local que está preocupado ante la situación que vive el país, reclamando una «mayor presencia del Estado» en los sectores de la población más vulnerables.