Mineros bloquean autopista Zacatecas-Fresnillo
31 enero, 2017
Nave japonesa de limpieza espacial presenta dificultades
31 enero, 2017

Afirman que Walesa colaboró con policía política comunista

Parte de un acuerdo firmado en 1970 en el que Lech Walesa acordó colaborar con la policía secreta comunista. Foto Ap

Afp

Varsovia. El ex jefe histórico del sindicato Solidaridad, Lech Walesa, colaboró con la policía política comunista SB a comienzos de los años 1970, afirmaron este martes los jefes del Instituto Polaco de la Memoria Nacional (IPN), que citaron a expertos grafólogos.

Estas acusaciones fueron hechas en el pasado y el ex presidente (1990-1995), actualmente de 73 años de edad, siempre las desmintió vigorosamente, inclusive la semana pasada, cuando los resultados de esta pericia fueron filtrados a la prensa.

Este martes, viajaba hacia América Latina para participar en una reunión de premios Nobel en Bogotá, y no hizo comentarios personalmente sobres las afirmaciones del IPN. Pero su representante, el abogado Jan Widacki, declaró a la cadena de televisión Polsat News que «el caso no está cerrado actualmente», y que podría solicitar una nueva pericia grafológica.

El fiscal general adjunto, Andrzej Pozorski, jefe de la Comisión de persecución de los crímenes contra la nación polaca, que integra el IPN, afirmó este martes durante una conferencia de prensa que la colaboración de Walesa con la SB (las siglas en polaco del servicio de seguridad del Ministerio del Interior de la época) «no despierta más la menor duda».

Citó varios documentos manuscritos atribuidos al ex presidente, entre los cuales su declaración de colaboración con la SB fechada el 21 de diciembre de 1970, firmada con su nombre verdadero y su seudónimo en clave, Bolek, así como diecisiete recibos por sumas de dinero entregadas a Bolek entre el 5 de enero de 1971 y el 29 de junio de 1974, por un total de 11 mil 700 zlotys (el equivalente a unos cinco salarios mensuales medios de la época).

Bolek, por su parte, entregó a la SB 29 informes manuscritos.

Pozorski declaró que su autenticidad fue demostrada por expertos del Instituto de pericias judiciales de Cracovia, que los compararon con numerosos documentos manuscritos de Lech Walesa sacados de archivos oficiales: solicitudes de pasaporte o de documentos de identidad, entre otros.

Walesa rechazó brindar a los investigadores muestras de su caligrafía.

El presidente del IPN, Jaroslaw Szarek, estimó que la consciencia que tenía Walesa de la existencia de estos documentos pudo influir en algunas de sus decisiones al frente de Solidaridad, inclusive después de la caída del comunismo, y en su etapa como presidente de Polonia, entre 1990 y 1995. «Esta pregunta continúa abierta», dijo.

No obstante, añadió que el IPN «no tiene la intención de borrar a Walesa de la historia de Polonia».