Hallan tres fosas clandestinas en Carrizalillo, Guerrero
3 noviembre, 2015
Notifica la Corte al Presidente vacantes definitivas de dos ministros
3 noviembre, 2015

Analizan diputados pedido de destitución de Cunha

cunha
Analizan diputados pedido de destitución de Cunha

La denuncia de la Fiscalía contra Eduardo Cunha es por corrupción pasiva y lavado de dinero. Foto Ap / Archivo

Por Dpa

Brasilia. El Consejo de Ética de la Cámara de Diputados de Brasil inició hoy el análisis del pedido de destitución del presidente del organismo, Eduardo Cunha, realizado por dos partidos políticos, informaron medios locales.

El presidente de la Cámara Baja, tercero en la línea jerárquica del país detrás de la presidenta Dilma Rousseff y su vice, Michel Temer, está denunciado formalmente por la Fiscalía General de la República por sus presuntos vínculos con la red de desvíos de fondos y fraudes revelados en la petrolera estatal Petrobras.

La denuncia de la Fiscalía es por corrupción pasiva y lavado de dinero. Además, Cunha está bajo sospecha de mantener cuentas bancarias secretas en Suiza, en las cuales habría dinero de sobornos recibidos por parte de empresas para conseguir contratos con Petrobras.

A comienzos de este año, al declarar ante una comisión parlamentaria que investigaba los desmanes en Petrobras, Cunha negó tener cuentas bancarias en el exterior. No obstante, en octubre las autoridades suizas enviaron a Brasil documentación que comprueba la existencia de al menos cuatro cuentas a su nombre y el de sus familiares.

El haber mentido ante sus pares en el Legislativo es el fundamento en el que se basa el pedido de impugnación de su mandato, puesto que configura lo que se llama quiebra de decoro parlamentario.

El pedido fue presentado el mes pasado por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), de izquierda radical y opositor al Gobierno, y la Red Sostenibilidad (Redes), liderada por la ex ministra y ambientalista Marina Silva.

Según informó el portal del diaro Folha de Sao Paulo, en la jornada de hoy será elegido el relator del proceso, quien tendrá diez días para presentar un informe preliminar sobre la validez de la acusación.

Después, en caso de que la solicitud de impugnación del mandato sea acogida, Cunha tendrá otros diez días para presentar sus descargos.

El político del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) es un enemigo del Gobierno de Rousseff, pese a que su fuerza política es la principal aliada de la mandataria del Partido de los Trabajadores (PT).

En su calidad de presidente de Diputados, Cunha tiene la potestad de acoger o archivar pedidos de destitución de la presidenta.

Este rol lo ha ubicado en una situación inusitada: tanto el partido de gobierno como el principal opositor, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), han sido discretos en sus respectivos pedidos para que deje el comando de la Cámara a raíz de las denuncias que lo acechan. En el caso de los oficialistas para que rechace los pedidos de juicio político contra Rousseff, y en el caso de los socialdemócratas para que los acoja.