Nerviosismo por ATP y Trump dispara dólar a $20.90
Venden dólar en promedio de $19.89 en el AICM
26 noviembre, 2016
'Cacerolazo' en la capital contra los feminicidios
‘Cacerolazo’ en la capital contra los feminicidios
26 noviembre, 2016

Ante sequía en Bolivia, Ejército reparte botellas de agua

Ante sequía en Bolivia, Ejército reparte botellas de agua
Dpa

La Paz. Efectivos del Ejército de Bolivia comenzaron a distribuir agua embotellada en los barrios más afectados de La Paz por los cortes del suministro de agua potable, informó este sábado el vicepresidente Álvaro García Linera.

Explicó que los militares distribuirán un primer lote de 60 mil litros de agua en botellas de dos litros a las familias que viven en barrios a donde no pueden llegar los camiones cisterna y donde el corte del suministro por cañería no pudo ser repuesto.

«Es una situación de emergencia. Las fuentes de agua potable de la ciudad se han agotado por la sequía y el cambio climático. Es una crisis que vamos a enfrenar de manera conjunta especialmente en favor de los menos favorecidos», sostuvo la autoridad.

EPSAS, la empresa estatal encargada del suministro de agua a la capital administrativa de Bolivia, interrumpió el normal suministro del recurso hídrico debido al agotamiento de las reservas. La medida afecta a un millón de personas en las ciudades de La Paz y El Alto.

La medida, que desató protestas ciudadanas y la activación de un decreto de emergencia por parte del gobierno boliviano, restringió el abastecimiento de agua a sólo tres horas por cada tres días. Sin embargo, este plan no se cumplió y muchas familias se quedaron sin el líquido.

Desde la pasada semana, los militares salieron a las calles para distribuir agua en 36 cisternas y realizan trabajos de urgencia en las montañas que rodean la ciudad para la conexión de tuberías de una laguna hasta el embalse de Hampaturi, informó el general Luis Ariñez.

García Linera anticipó que su gobierno demandará a los ejecutivos de la empresa EPSAS por no haber tomado previsiones para evitar la actual crisis, que también se siente en otras cinco ciudades del país. Bolivia sufre los efectos de la sequía más prolongada desde 1982.