agua
Potosinos obtienen material capaz de limpiar agua contaminada
21 junio, 2015
extinción
Científicos concluyen que la Tierra está en nueva fase de extinción
21 junio, 2015

Arabia Saudita pide evitar difundir “falsos” documentos de WikiLeaks

wikileaks

Por Notimex

Riad. Arabia Saudita pidió hoy a sus ciudadanos evitar difundir y compartir en las redes sociales los “falsos” documentos clasificados que publicó en días pasados el portal WikiLeaks sobre la cancillería saudita.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores de Arabia Saudita instó a los sauditas no visitar el portal WikiLeaks y mucho menos compartir los documentos que podrían ser falsificados, muchos de ellos de manera “muy obvia”, según un reporte de la televisión Al Yazira.

El viernes pasado WikiLeaks publicó más de 60 mil documentos clasificados, que aseguró, son parte de las comunicaciones diplomáticas secretas de Arabia Saudita, país que de inmediato negó la autenticidad de dichos escritos.

El portavoz de la cancillería Osama Naqli advirtió que Arabia Saudita no va «permitir que los enemigos del Estado logren sus intenciones en lo que respecta al intercambio o la publicación de cualquier documento», que resaltó, “habían sido fabricados de una manera muy obvia».

WikiLeaks aseguró que los documentos eran comunicaciones de las embajadas sauditas, correos electrónicos entre diplomáticos y los informes de otros órganos del Estado, en los que se incluyen discusiones sobre la posición de Arabia Saudita sobre cuestiones regionales.

El archivo divulgado por el portal también contiene informes de diversas instituciones estatales del reino, como el Ministerio del Interior y los servicios de Inteligencia, sin embargo, Naqli insistió en que los documentos publicados «pueden ser falsos y dañar la seguridad del país».

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores reveló que las autoridades iniciaron ya una investigación sobre la divulgación de los documentos clasificados y subrayó que el Ministerio procesará a los involucrados.

Arabia Saudita es una monarquía absoluta y es “sensible” a las críticas públicas, por lo que ha enviado a prisión a activistas que se atreven a criticar a la dinastía gobernante Al Said e importantes clérigos, además de que tienen un estricto control sobre los medios de comunicación.

Los documento filtrados pudieron haber sido entregados a WikiLeaks por el grupo autodenominado Ciberejército Yemení, que logró el mes pasado violar la seguridad de las redes informáticas de Arabia Saudita, aunque el portal no ha revelado cómo los obtuvo.