nestora
Solicita EU a Astudillo interceder para liberar a Nestora Salgado
10 noviembre, 2015
lectura
La lectura, quinta actividad preferida para el tiempo libre
10 noviembre, 2015

Arrestan al primer ex soldado británico por “Domingo Sangriento”

soldado

El primer ministro británico David Cameron calificó la acción del ejército como "injustificada e injustificable". Foto Reuters

soldado

El primer ministro británico David Cameron calificó la acción del ejército como «injustificada e injustificable». Foto Reuters

Por Ap y Afp

Londres. La policía de Irlanda del Norte arrestó a un ex soldado de 66 años en relación a las matanzas del “Domingo Sangriento”, la primera de dichas detenciones desde que iniciara hace tres años una investigación por los asesinatos de 1972.

Se trata del primer militar detenido por aquellos hechos. «Tenemos constancia de que un soldado fue detenido por la policía norirlandesa en conexión con su investigación de los acontecimientos del ‘Domingo Sangriento'», dijo un portavoz del ministerio de Defensa, que consideró inapropiado comentar el arresto.

Es la primera detención después de que las autoridades británicas aceptaran finalmente investigar los hechos en 2012, tras la publicación de un informe que llegó a la conclusión de que ninguna de las víctimas suponía una amenaza para los soldados cuando dispararon.

Tras estas conclusiones, el primer ministro británico David Cameron calificó la acción del ejército como «injustificada e injustificable».
Gran Bretaña reconoció que sus tropas fueron totalmente culpables después de una investigación dirigida por el juez inglés Mark Saville en 2010. Después de la publicación del reporte, el primer ministro David Cameron pidió una disculpa y catalogó las acciones del ejército de «injustificadas e injustificables».

La policía norirlandesa anunció en septiembre que entrevistarían a ex soldados en relación a su participación.

La matanza del “Domingo Sangriento” fue uno de los episodios más brutales de los 30 años del conflicto norirlandés, llamado eufemísticamente «los disturbios» y dio título a una de las canciones más famosas del grupo irlandés U2, Sunday Bloody Sunday.

El conflicto norirlandés enfrentó a protestantes partidarios de que el Úlster siguiera siendo británico, con el apoyo del ejército británico, y los católicos que querían que se integrara en Irlanda y que tenían en el IRA a su brazo armado.
El conflicto acabó con los acuerdos de paz de Viernes Santo, en 1998.