Accionistas de Liberty Media aprueban compra de la Fórmula 1
18 enero, 2017
Al menos 47 muertos por explosión de coche bomba en Mali
18 enero, 2017

Assange, dispuesto a enfrentar cargos en EU

Julian Assange "esta dispuesto" a ir "a Estados Unidos a condición que sus derechos sean garantizados" indicó ‘Wikileaks’. Foto Ap / Archivo

Dpa y Afp

Estocolmo. El fundador del sitio Wikileaks, Julian Assange, está dispuesto a ir a Estados Unidos para enfrentar los cargos en su contra si sus «derechos son garantizados», escribió este miércoles el sitio Internet.

Assange «esta dispuesto» a ir «a Estados Unidos a condición que sus derechos sean garantizados» indicó Wikileaks en su cuenta Twitter luego que el presidente estadunidense Barack Obama conmutara la pena contra Chelsea Maning, que purgaba cárcel por haber transmitido más de 700 mil documentos confidenciales.

Assange seguirá por el momento refugiado en la embajada de Ecuador en Londres tras el indulto de la informante Chelsea Manning, sin que esté claro lo que hará después, dijo hoy su abogado sueco, Per Samuelson.

Según Samuelson, es aún muy pronto para decir si permitirá su extradición a Estados Unidos, como había prometido si el presidente estadounidense Barack Obama indultaba a Manning antes de dejar el cargo.

Wikileaks aseguró el pasado jueves en un mensaje en Twitter que Assange, perseguido en Estados Unidos por publicar documentos confidenciales – entre otros, los filtrados por Manning-, estaría dispuesto a entregarse y ser extraditado si Manning era liberada.

Obama redujo la pena de Manning de 35 a siete años de cárcel, en el marco de una lista de indultos y reducciones de sentencias anunciadas para unas 273 personas antes de dejar el poder. Según lo previsto Manning saldrá de la cárcel el 17 de mayo.

Assange consideró esa noticia «un gran éxito parcial no sólo para Manning sino también para Wikileaks y para su propia rehabilitación», dijo Samuelson. Sin embargo, «mientras dure la amenaza de Estados Unidos contra Assange, aceptará su asilo político».

El australiano de 45 años lleva más de cuatro años viviendo en la embajada de Ecuador en Londres para evitar su detención por las autoridades británicas, que a su vez lo extraditarían a Suecia, donde es buscado por acusaciones de violación.

Sin embargo, Assange teme que de allí sería a su vez extraditado a Estados Unidos, donde se enfrentaría a una larga pena de cárcel por la publicación de documentos. Ecuador le concedió asilo en 2012 y desde entonces vive en su embajada.