Scarlett Johansson reaparece en gala tras separación
9 febrero, 2017
Combatir impunidad en crímenes de defensores, gran desafío
9 febrero, 2017

Bombardeo ruso por error mata a soldados turcos en Siria

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, recibió las condolencias de su homólogo ruso, Vladimir Putin. Foto Ap

Dpa

Estambul. Las Fuerzas Aéreas rusas atacaron hoy por error un edificio en el que se alojaban soldados turcos en el norte de Siria, matando a tres de ellos e hiriendo a 11, mientras las dos partes intentan evitan rebajar la tensión por lo ocurrido.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ya habló por teléfono con su homólogo ruso, Vladimir Putin, que le ofreció sus condolencias, informó el Ejército turco en un comunicado. Ambas partes, que protagonizaron un acercamiento y prometieron mejorar su cooperación en las operaciones en Siria tras un incidente militar ocurrido en 2015, están investigando lo ocurrido. Aunque apoyan a partes contrarias en el conflicto -Rusia al gobierno y Turquía a la oposición- han trabajado juntos en busca de un alto el fuego en el país.

Tras la llamada telefónica, el Kremlin emitió un comunicado confirmando el incidente y explicando que tuvo lugar cerca de la localidad de Al Bab, una ciudad en el norte de Siria en manos de la milicia terrorista Estado Islámico (EI). Según el Ejército turco, el ataque tenía por objetivo a esa organización.

El incidente coincidió con los primeros enfrentamientos directos registrados entre las tropas turcas y las fuerzas leales del Gobierno sirio al suroeste de Al Bab, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, que basa sus informaciones en una red de activistas sobre el terreno.

Círculos de rebeldes locales señalaron que la artillería turca evitó disparos de las fuerzas del Gobierno. Después una fuente rebelde dijo que los combates habían cesado.

Turquía y los rebeldes opositores a los que apoya compiten desde hace días con las tropas del Gobierno sirio por conquistar Al Bab de manos del EI. Ambos luchan contra la milicia terrorista y es la primera vez que se enfrentan entre sí de forma directa, pese a que el Gobierno sirio no autorizó la operación turca en su territorio y lo considera una invasión.

Además, cinco soldados turcos murieron hoy en enfrentamientos contra el EI a las afueras de esa misma ciudad, según la agencia de noticias Dogan, sin que esté claro si esa cifra incluye a los fallecidos en el incidente ruso. Las nuevas bajas elevan el número total de fallecidos en los últimos dos días a diez. Turquía aseguró que había «neutralizado» a varias decenas de combatientes del EI en este mismo periodo, aunque la información no pudo ser verificada de forma independiente. Turquía lanzó la operación «Escudo del Éufrates» en Siria el pasado agosto, en la que 66 soldados han perdido la vida, según sus datos.

La ofensiva se estancó en Al Bab, ante la fuerte resistencia que ofrece la milicia terrorista en esa ciudad. En noviembre lanzó varias operaciones para tomarla. La operación turca también iba lanzada contra las milicias kurdas, pero Estados Unidos presionó a Ankara para que no atacara más a los kurdos, que a su vez eran sus aliados en la lucha contra el EI sobre el terreno.

Los frentes de combate en la zona se hicieron cada vez más complejos debido al creciente número de efectivos, extranjeros y locales, tanto sobre el terreno como realizando bombardeos aéreos.

Lo ocurrido coincide también con la llegada del nuevo director de la CIA, Mike Pompeo, a Ankara para reunirse con funcionarios turcos en su primera visita al extranjero en el cargo.

Erdogan habló esta semana con el presidente estadunidense Donald Trump por teléfono y se espera que el primer ministro turco, Binali Yildirim, dialogue también con el vicepresidente estadounidense Mike Pence.

Por otro lado, el EI cortó recientemente el suministro de agua a Alepo, que el Gobierno recapturó a finales del año pasado de manos de los rebeldes, lo que hace muy urgente que tenga éxito la ofensiva cerca de Al Bab, de donde procede el suministro de agua.