Papa recibe a Villareal previo al partido contra Roma
23 febrero, 2017
Alitalia cancela 60% de sus vuelos por huelga de personal
23 febrero, 2017

Buscan a operadores ligados con Temer por caso Petrobras

Refinería Henrique Lage de Petrobras, en Sao Paulo. La imagen, de archivo. Foto Xinhua

Afp

Río de Janeiro. La policía brasileña busca este jueves en Río de Janeiro a dos sospechosos de pagar sobornos a funcionarios públicos, ligados al partido conservador del presidente Michel Temer, en el marco del escándalo de corrupción de la estatal Petrobras.

Desde primera hora de la mañana, los agentes tienen el objetivo de detenerlos por «corrupción, lavado de dinero y evasión de divisas, sospechosos de ser intermediadores de sobornos de forma profesional y reiterada a la dirección internacional de Petrobras», informó la fiscalía de Paraná (sur) en un comunicado.

Los investigados habrían usado cuentas en Suiza y las Bahamas para transferir los sobornos, de acuerdo con las confesiones de uno de los ex ejecutivos de Petrobras detenidos en Curitiba (sur) como parte de la investigación conocida como Lava Jato.

El operativo, denominado ‘Blackout’, se efectúa un día antes del inicio del Carnaval.

Los pedidos de prisión se emitieron ante «la noticia de que los investigados se evadieron recientemente al exterior, teniendo inclusive doble nacionalidad», argumentó el fiscal de Curitiba, Diogo Castor de Mattos.

La prensa brasileña identifica a los dos sospechosos como Jorge Luz, que sería uno de los principales y más antiguos operadores financieros del partido de Temer, el PMDB, y su hijo Bruno Luz.

Los medios aseguran también que Luz habría entregado sobornos al expresidente del Senado Renan Calheiros, aliado de Temer, que negó este jueves en un comunicado «cualquier irregularidad en sus cuentas».

El ex gobernador de Río Sergio Cabral (2007-2014, del PMDB) fue detenido en noviembre dentro de una ramificación de la Lava Jato acusado de fraudes millonarios.

Esta operación ya llevó a la cárcel a decenas de peces gordos de las finanzas y de los principales partidos de izquierda, de centro y de derecha, por haber integrado una red que pagaba sobornos a dirigentes y partidos para obtener contratos en Petrobras.