Versttapen logra la ‘pole’ en GP de México, ‘Checo’ saldrá 11
26 octubre, 2019
Ordenan evacuación de 50 mil por incendios en California
26 octubre, 2019

Cientos de miles marchan en Cataluña por sentencia a independentistas

Los simpatizantes de la secesión de la región española fueron convocados por las influyentes asociaciones independentistas ANC y Omnium Cultural. Foto Ap

Armando G. Tejeda

Madrid. El movimiento independentista catalán se volvió a movilizar contra la sentencia del Tribunal Supremo (TS), que condenó a penas de hasta 13 años de cárcel a nueve de los principales dirigentes políticos que llevaron a cabo la declaración unilateral de independencia de octubre de 2017.

Según la Guardia Urbana, en Barcelona se manifestaron alrededor de 350 mil personas detrás de una pancarta que decía escuetamente: “Libertad”. Al finalizar la concentración también se registraron algunos enfrentamientos con la policía cuando un numeroso grupo de jóvenes separatistas intentaba llegar a la jefatura superior de policía de la vía Laietana.

Han pasado 12 días de que la Sala de lo Penal del TS condenó a los dirigentes catalanes, entre ellos el ex vicepresidente de la Generalitat y máximo líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Oriol Junqueras, y la ex presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell.

La movilización ciudadana sigue vigorosa, bajo la exigencia de que se decrete la libertad inmediata de sus dirigentes, ya sea por la vía de la amnistía y el indulto, además de que puedan regresar al país los otros líderes que prefirieron refugiarse en otros países para evadirse del tribunal español, entre ellos el ex presidente Carles Puigdemont, quien fue además el que capitaneó el proceso de secesión fallido.

La convocatoria de la manifestación fue de hasta 115 entidades independentistas, entre ellas las más representativas y numerosas, Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural.

Desde la publicación de la sentencia, Cataluña ha experimentado una movilización ciudadana sin precedentes, con marchas y actos reivindicativos en todo el país, con bloqueo de carreteras en otros casos o el intento de bloquear la actividad del aeropuerto del Prat, en Barcelona.

El viernes 18 de octubre, cuando se llevó a cabo además una huelga general, se registró la movilización más numerosa, con 525 mil personas manifestándose por las calles de Barcelona, la mayoría de forma pacífica y reivindicativo, si bien ese día también hubo numerosos grupos, la mayoría de jóvenes anarquistas, que se enfrentaron duramente con la policía -ese día hubo más de 200 heridos y 180 detenidos- y quemaron en total más de 400 contenedores para crear barricadas de fuego para enfrentarse con los agentes antidisturbios.

En la protesta de este sábado ocurrió algo parecido. Durante la marcha se hicieron reivindicaciones por la libertad de los presos, por el derecho a la autodeterminación y se cantaron las habituales consignas contra el Estado español, contra la policía y contra los medios de comunicación. El propio presidente de la Generalitat, Quim Torra, se puso al frente de la protesta para advertir una vez más que “la autodeterminación no tiene retorno”.

Torra además se reunió con representantes de 800 municipios catalanes, todos ellos separatistas, para insistir en que su camino hacia la secesión es imparable e inminente. “Nuestro compromiso con la autodeterminación ya no tiene retorno. El rechazo a la represión y a la sentencia debe ser implacable. Pero no es suficiente: ahora más que nunca no podemos desfallecer, pues estamos en un momento clave. Solo juntos tendremos la fuerza suficiente para acabar lo que empezamos”.

Una vez entrada la noche se registraron algunos altercados en las inmediaciones de la sede de la Policía Nacional en Barcelona, con nuevos enfrentamientos a piedras, palos y fuego entre jóvenes separatistas y la policía autonómica catalana, los Mossos d´Esquadra.

En Madrid miles marchan con Vox

En Madrid, mientras tanto, el partido de extrema derecha Vox organizó un encuentro multitudinario en la Plaza de Colón, a donde acudieron miles de personas que atendieron el llamado de defender la “unidad de España” y pasar a la ofensiva con el secesionismo catalán, con reiterados mensajes a favor de encarcelar a todos los dirigentes políticos separatistas y hasta de proscribir a los partidos políticos que defiendan en sus programas la independencia.

JSL
JSL