Irán desafía sanciones de EU con otro ejercicio con misiles
4 febrero, 2017
Veracruz: vinculan a proceso a Arturo Bermúdez
4 febrero, 2017

Condena Egipto ataque con machete en el Louvre de París

Vehículo de la policía estacionado cerca del Museo del Louvre, un día después de que un hombre atacara a cuatro militares que patrullaban la zona. Foto Afp

Xinhua

El Cairo. Egipto condenó el ataque terrorista reciente, por parte de un hombre que portaba un machete, en contra de soldados afuera del Museo de Louvre de París, señaló hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores egipcio en un comunicado.

«El gobierno y pueblo egipcios apoyan a Francia y su pueblo en contra del terrorismo», dice un comunicado que pide a la comunidad internacional intensificar los esfuerzos colectivos para combatir «un grave fenómeno» que afecta a la seguridad y la estabilidad.

Ayer por la mañana, un hombre con dos machetes corrió hacia cuatro soldados que patrullaban el Carrusel del Louvre en la capital francesa, y gritó en árabe una frase islámica que significa «Dios es el más grande».

El perpetrador recibió un balazo y resultó con una herida grave después de que haber herido levemente a uno de los soldados.

Más tarde, el fiscal de París, Francois Molins, señaló en una conferencia de prensa que las investigaciones iniciales muestran que el atacante podría ser un egipcio de 29 años de edad quien llegó a Francia desde Dubai a fines de enero con una visa de turista.

Francia impuso reglas de emergencia desde los ataques de noviembre de 2015 en los que pistoleros y atacantes suicidas, leales al grupo terrorista Estado Islámico (EI), mataron a 130 personas en París.

En julio de 2016, al menos 86 víctimas murieron cuando un hombre condujo un camión contra una multitud que celebraba el Día de la Bastilla en la ciudad al sur de Niza.

Egipto también ha estado sufriendo una creciente ola de terrorismo que ha matado a cientos de policías y militares, y cuya mayor parte ha sido reivindicada por el EI en la intranquila provincia de Sinaí Norte, desde que el ejército destituyó al presidente islamita Mohamed Morsi en julio de 2013.

En diciembre de 2016, al menos 28 fieles coptos murieron cuando un suicida atacó su iglesia en El Cairo. El crimen también fue reivindicado por el EI.