Cuba asimila la muerte de Fidel
Cuba asimila la muerte de Fidel
26 noviembre, 2016
Los Rolling Stones celebran su pasión por el blues de Chicago con "Blue and Lonesome"
Los Rolling Stones celebran su pasión por el blues de Chicago con «Blue and Lonesome»
26 noviembre, 2016

Un don Juan con aires de Sinatra y de Mastroianni

Un don Juan con aires de Sinatra y de Mastroianni
Mariana Domínguez Batis

Un día para enamorarlas, otro para conseguirlas, otro para abandonarlas, dos para sustituirlas y una hora para olvidarlas es lo que el seductor necesita, según un diálogo que parecería de tiempos de Tinder, pero más bien brota de un relato decimonónico que, a un siglo y medio de distancia, aún sobrecoge: el Don Juan Tenorio, de José Zorrilla.

Que me perdone Zorrilla donde esté, pidió el director y escenógrafo Juan José Tagle la noche del jueves pasado, tras presentar su adaptación de Don Juan en el teatro Helénico, que levantó sonoras carcajadas, lo mismo que expresiones de asombro entre la audiencia durante casi dos horas.

La puesta en escena es una nueva mirada del ya clásico del teatro, pero ahora ambientado en los años 60 –en tiempos de las grandes estrellas del cine europeo y estadunidense–, con una propuesta estética inspirada en el cine de Federico Fellini y con un don Juan creado a partir de los arquetipos de Marcelo Mastroianni y Frank Sinatra, considerados por Tagle como los últimos donjuanes del siglo pasado.

Los actores Nacho Tahhan y Salvador Petrola interpretan indistintamente a don Juan o a su archirrival don Luis. Antes de cada función lanzan un volado para decidir quién encarnará a cada personaje, lo que resulta un prodigio mnemotécnico total, ya que la obra respeta la historia y el verso original en castellano del siglo XIX.

La propuesta de Tagle renueva el montaje a escala actoral y escenográfica: los personajes no son caballeros galantes de tiempos del romanticismo, sino elegantes hombres trajeados que beben champaña mientras un séquito de paparazzi los entrevista y los persigue en todo momento con sus cámaras fotográficas.

Con un elenco de más de 20 actores en escena (10 estudiantes de teatro), la obra deja de lado las habituales luchas con espadas, el vestuario basado en la época renacentista y el escenario antiguo de las versiones dramatúrgicas usuales, y más bien fluye con decorados sencillos, pero refinados, como del ambiente del show business.

Quimerista, jugador y seductor

El contraste entre el diálogo original de la puesta en escena y los elementos más modernos no resulta forzado, gracias a la meticulosa adaptación del director y a los actores, que se valen de la fuerza del verso publicado por Zorrilla en 1844 y lo actualizan, que desata risotadas del público, por frases como: Estás trrrémula, pronunciadas con cierta mordacidad.

En el intersticio entre las escenas, un don Juan quimerista, jugador y seductor –como es definido en el texto del poeta y dramaturgo español– sale a escena con el porte de Sinatra y entona melodías como New York, New York, ante el contoneo y admiración plena de un cortejo de jovencitas enamoradas por las argucias y galanterías del protagonista.

Con su adaptación, el director Juan José Tagle muestra un mundo de farándula, quimera, juventud y poder, donde todo es desechable, y en el que el personaje es arrastrado por lo aparente y el ego, para después confrontarlo con la idea de la muerte, que conduce a algo más trascendente y sagrado, quizás, incluso, a la inmortalidad.

Don Juan tendrá temporada en el teatro Helénico (Revolución 1500, colonia Guadalupe Inn) hasta el 12 de febrero de 2017, con funciones los viernes a las 20:30 horas, los sábados a las 18 y 20:30 horas y domingos a las 18 horas.