espectaculares
Continúan operativos para regular espectaculares
22 noviembre, 2015
Washington
Irán condena a prisión a periodista de The Washington Post
22 noviembre, 2015

Elección sin precedente por paz social en Argentina: Fernández

Cristina

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, en Buenos Aires. Foto Ap

Por Ap y Dpa

Buenos Aires. En el colegio de Nuestra Señora de Fátima de la ciudad de Río Gallego, en la provincia patagónica de Santa Cruz, se presentó a votar la presidenta argentina Cristina Fernández.

Tranquila y sonriente, charló con una señora mayor que estaba votando en ese momento con la que bromeó sobre a quién votaba, para tras saludar a los vocales de mesa y emitir su voto.

Después, la presidenta se tomó una foto con el personal de la mesa electoral e hizo una larga declaración a la prensa en la que resumió muchos de sus logros y revisó los avances logrados en los 12 años de kirchnerismo.

«Es un día muy importante. Nunca habíamos asistido a un acto eleccionario con un país en estas condiciones», señaló la mandataria, destacando las cifras de desempleo y la «paz social» en el país. «Nunca hemos tenido un período de gobierno con esta estabilidad económica y social», afirmó.

La mandataria también expresó su preocupación por la vandalización del que fuera el centro de detención Mansión Seré en Castelar, en la provincia de Buenos Aires, donde aparecieron grafitis con la inscripción «El 22 se termina el curro». Kirchner destacó además la importancia de la defensa de los derechos humanos en el país.

Evita revelar su futuro en el peronismo

La presidenta se negó  a confirmar si una vez que deje la Casa Rosada aspirará a convertirse en la nueva jefa del peronismo.

«Yo soy una militante, nunca me he visto como dirigente de nada, nunca ordeno nada ni a nadie, no me metan en discusiones que no son para esta jornada», declaró Fernández de Kirchner al ser consultada sobre si buscará liderar el Partido Justicialista (PJ, peronista).

La Constitución prohíbe un tercer mandato consecutivo, por lo que Fernández de Kirchner no pudo presentarse a la re-reelección al concluir en diciembre próximo su segundo período (2007-2011 y 2011-actual).

Tampoco compitió por ningún otro cargo electivo, hecho que abrió especulaciones sobre si una vez lejos de la presidencia buscará liderar el peronismo. Un mes atrás confirmó que a sus 62 años no dejará la vida política sino que se dedicará a «militar».

Las declaraciones de la presidenta saliente estuvieron cerca de violar la veda electoral que rige hasta el cierre de las urnas.

Llamó a la población a hacer «un ejercicio de reflexión» en la jornada electoral.

«Les pido pensar por un instante dónde y cómo estaban en el año 2003», instó Fernández de Kirchner, en referencia al inicio del gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) después de la profunda crisis política, social y económica de 2001 y 2002.

«El futuro va a ser el que quieran los argentinos, nada es para siempre», sostuvo.

Destacó como un «fenómeno inédito» el hecho de que hoy se vote «con el 5.9 por ciento de desocupación, generación de millones de puestos de trabajo y una paz social muy grande».

«Las devaluaciones licuan y pulverizan derechos», advirtió, después de una intensa campaña proselitista en la que el Frente para la Victoria (FpV) gobernante alertó sobre las intenciones del candidato opositor Mauricio Macri de devaluar el peso.

En tanto, rechazó también declaraciones en contra de la presidenta de la organización de derechos humanos Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. «Eso me preocupa porque el tema de los derechos humanos es un tema aceptado por las grandes mayorías, es una cuestión fundante de este proyecto y de la historia de los argentinos y que nos ha colocado a los argentinos en un lugar privilegiado», subrayó la jefa de Estado.

Fernández de Kirchner señaló que «hay una minoría que sueña con la impunidad pero los derechos humanos es un tema aceptado por las grandes mayorías».

Destacó asimismo la movilización social de «artistas y científicos» a través de las redes sociales para defender al oficialismo, «luchando más que por un modelo político, luchando por un país». «Si no hubieramos logrado tantas cosas, habría tanta gente defendiendo esto?», cuestionó en su discurso de unos 30 minutos en el centro de votación.