Autorizan juicio contra ex presidente de Perú por caso Odebrecht
19 noviembre, 2021
GB enviará más militares para reforzar valla fronteriza de Polonia
20 noviembre, 2021

En la cuarta ola de Covid, miles protestan contra nuevas restricciones

Manifestantes ondean banderas del partido ultraderechista rumano Alianza para la Unión de los Rumanos, durante un mitin convocado por el Partido de la Libertad (extrema derecha) de Austria, contra las medidas oficiales para frenar una nueva expansión del Covid-19. La protesta ocurrió en la plaza Maria Theresien de Viena, el 20 de noviembre de 2021. Foto: Afp

Afp

Desde Australia a las Antillas francesas pasando por ciudades europeas, miles de personas muestran su indignación este sábado ante las medidas sanitarias que los gobiernos reinstauran para intentar frenar una nueva embestida de la pandemia de coronavirus.

En Australia, diez mil personas se manifestaron en Sídney en rechazo a la vacunación contra el Covid-19, según la policía.

La vacunación obligatoria solo se exige en algunos estados y territorios para determinados grupos profesionales. En el país, cerca del 85 por ciento de la población mayor de 16 años está totalmente vacunada.

En Melbourne también protestaron miles de personas y cerca de dos mil acudieron a una contramanifestación, una de las primeras de este tipo desde que comenzó la pandemia.

Este sábado varias miles de personas se manifestaron en Viena, la capital austriaca, en contra del confinamiento y la vacunación obligatoria anunciados el viernes por el gobierno para intentar frenar el aumento de casos de Covid-19.

El organizador de la protesta fue el partido de extrema derecha FPÖ, pero su líder, Herbert Kickl, no acudió por ser positivo al virus.

Con pancartas denunciando «la corona-dictadura» y eslóganes como «no a la división de la sociedad», la multitud se reunió en el corazón de la capital austriaca, cerca de la cancillería.

La protesta se desarrolló bajo fuerte vigilancia policial, ya que las fuerzas del orden temían la llegada de hinchas violentos, militantes neonazis y del movimiento identitario, de extrema derecha.

Violencia en Holanda y Guadalupe

En Rotterdam, en el suroeste de Holanda, una manifestación contra las restricciones sanitarias terminó en graves disturbios el viernes, con incendios en varios lugares. Se lanzaron fuegos artificiales y la policía efectuó varios disparos de advertencia.

Manifestantes ondean banderas del partido ultraderechista rumano Alianza para la Unión de los Rumanos, durante un mitin convocado por el Partido de la Libertad (extrema derecha) de Austria, contra las medidas oficiales para frenar una nueva expansión del Covid-19. La protesta ocurrió en la plaza Maria Theresien de Viena, el 20 de noviembre de 2021. Foto: Afp

Decenas de personas fueron detenidas y siete resultaron heridas, incluyendo policías, según las fuerzas de seguridad.

Ante esa situación «muy grave», calificada por el alcalde de «orgía de violencia», las autoridades locales decidieron prohibir cualquier reunión en la zona.

En Guadalupe, una de las dos principales islas de las Antillas francesas, autoridades anunciaron el viernes la instauración de un toque de queda nocturno, tras las violentas protestas contra el pase sanitario.

El prefecto de la isla, Alexandre Rochatte, anunció un toque de queda inmediato hasta el 23 de noviembre (de 18:00 a 05:00 horas locales) «ante el malestar social en el departamento y los actos de vandalismo», según su oficina.

En un comunicado, el representante del Estado francés en este departamento de unos 400 mil habitantes, ubicado 600 km al noreste de la costa de Sudamérica, dijo que estaba teniendo en cuenta la «quema de bienes públicos, los bloqueos de carreteras y el lanzamiento de piedras a las fuerzas del orden». También se prohibió la venta de gasolina en bidones.

En las Antillas francesas, la vacunación sigue siendo minoritaria aunque va en aumento. Este verano, la región se enfrentó a una dura cuarta ola de covid-19, con tasas de incidencia que superaron los mil casos por cada 100 mil habitantes en Martinica, y hasta dos mil casos en Guadalupe.