Indígenas mapuches viven jornada de violencia racial en Chile
2 agosto, 2020
La cápsula de SpaceX Crew Dragon ameriza frente a costa de Florida
2 agosto, 2020

Esperan regreso de astronautas de SpaceX en aguas del Golfo de México

Los equipos de soporte de SpaceX se despliegan en el bote de recuperación "GO Navigator" para la llegada de los astronautas Robert Behnken y Douglas Hurley a la Tierra. Foto Ap

Afp

Washington. La primera nave espacial tripulada de Estados Unidos operada desde el fin de la era de los transbordadores, hace una década, tiene programado amerizar en aguas del Golfo de México este domingo.

Bob Behnken y Doug Hurley, los primeros astronautas estadounidenses en viajar en ella a la Estación Espacial Internacional (ISS) -a 400 km de la Tierra-, estaban llevando a cabo los preparativos finales en la cápsula Crew Dragon «Endeavour», de la firma privada SpaceX, con previsión para amerizar en la costa de Pensacola a las 14:48 horas.

Imágenes de la NASA mostraron el bote de recuperación «GO Navigator» trasladándose por el océano Atlántico en dirección al sitio del primer aterrizaje en agua para una nave espacial estadounidense desde la misión conjunta Apollo-Soyuz, en 1975.

Una misión exitosa demostraría que Estados Unidos una vez más tiene capacidad de enviar a sus astronautas al espacio y traerlos de regreso, ya que desde el último vuelo de un transbordador espacial en 2011 había tenido que apelar a la colaboración de Rusia para ese propósito y pagar unos 80 millones de dólares por asiento ocupado en sus Soyuz.

Al cierre de la operación de la agencia espacial estadounidense en sociedad con la compañía del excéntrico empresario Elon Musk, se le sumó también el riesgo del paso de la tormenta tropical Isaías por la península de Florida, luego de que ésta hiciera descartar el lugar de amerizaje original de la nave.

Un éxito de la misión también supone una gran victoria para SpaceX, que Musk fundó en 2002 y ha superado a Boeing, su principal competidor en la carrera espacial comercial.

Estados Unidos ha pagado a esas dos compañías unos 7 mil millones de dólares por sus contratos para el servicio de «taxi espacial», pero los esfuerzos del gigante aeroespacial Boeing han fracasado seriamente hasta ahora.

Por otra parte, Behnken y Hurley, se han convertido en los primeros astronautas en ser llevados al espacio por una empresa privada contratada por la NASA.

Reingreso a la atmósfera

En las próximas horas, la cápsula Crew Dragon «Endeavour» tendrá que realizar varios procedimientos precisos para volver a casa de forma segura.

A las 13:51 horas, la nave desprenderá su «tronco», que contiene su fuente de energía, calefacción y otros sistemas, los cuales volverán a entrar en la atmósfera de la Tierra y se incinerarán.

La «Endeavour» entonces disparará sus propulsores para maniobrar en la órbita y lograr la trayectoria adecuada que le permita caer con éxito en el mar.

A las 14:32 horas volverá a entrar en la atmósfera a una velocidad de alrededor de 28 mil kph.

El escudo térmico de la nave deberá soportar temperaturas de mil 900 grados Celsius, condiciones que a su vez provocarán un corte de las comunicaciones durante varios minutos.

Luego la cápsula desplegará dos juegos de paracaídas en su descenso, reduciendo su velocidad a solo 24 km/h al llegar al agua.

Los dos astronautas serán llevados a bordo de un barco de recuperación para un chequeo médico antes de ser trasladados a tierra.

Astro papás

La nave SpaceX Crew Dragon partió desde la Estación Espacial Internacional el sábado por la noche.

Imágenes de la NASA mostraron que la cápsula se alejaba lentamente de la ISS en la oscuridad del espacio, terminando una estadía de dos meses para ambos tripulantes.

«¡Y despegaron!», escribió entonces la NASA en su cuenta de Twitter.

Durante una ceremonia de despedida en la estación, Behnken declaró que «la parte más difícil fue lanzarnos. Pero la parte más importante es llevarnos a casa».

Dirigiéndose a su hijo y al hijo de Hurley, levantó un dinosaurio de juguete que los niños eligieron enviar en la misión y expresó: «Tremor el Apatosaurio se dirigirá a casa pronto y estará con sus padres».

El regreso marca apenas el inicio de una era para Crew Dragon, ya que SpaceX y la NASA miran hacia futuras misiones.

La «Endeavour» volverá a la sede de Dragon SpaceX en Florida, donde se someterá a un proceso de inspección de seis semanas de duración, en el que se analizarán los datos y su rendimiento para certificar que la nave está apta para futuras misiones en la órbita terrestre baja.

JSL
JSL