En medio de incertidumbre, cierran campañas presidenciales en Chile
18 noviembre, 2021
Camilo, Tangana, Drexler y Guerra ganan Grammy Latinos
18 noviembre, 2021

Ex asesor de Alberto Fujimori es condenado por secuestro de periodista

Vladimiro Montesinos se desempeñó como jefe de espías del ex presidente peruano, Alberto Fujimori. Foto Ap

Ap

Lima. La justicia peruana sumó este jueves una condena más a Vladimiro Montesinos, ex jefe de espías del ex presidente Alberto Fujimori, por secuestrar a un reconocido periodista en 1992 durante el cierre del Congreso y la suspensión de la democracia.

La condena de 17 años de cárcel se añade a las más de 30 sentencias por asesinatos, corrupción e incluso venta ilegal de armas a las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia que recaen sobre Montesinos, un abogado y ex militar de 76 años que está preso desde 2001.

La Corte Superior Nacional de Justicia Penal Especializada impuso la nueva sentencia a Montesinos por coordinar junto a oficiales de las fuerzas armadas el secuestro del periodista peruano Gustavo Gorriti, además de varios políticos de entonces. Otros 12 ex militares también fueron condenados.

El cinco de abril de 1992, Fujimori cerró el entonces Parlamento bicameral y anunció la reorganización del sistema judicial, del órgano que nombraba jueces y fiscales, así como de la Corte Constitucional.

Los militares sacaron tanques a las calles, ingresaron a los medios de comunicación y secuestraron a políticos y a periodistas críticos con el régimen de Fujimori, entre ellos Gorriti, quien para entonces llevaba casi una década escribiendo artículos sobre Montesinos.

El periodista fue llevado al cuartel general del ejército por militares y miembros del servicio de inteligencia armados con fusiles y silenciadores. Estuvo secuestrado más de un día y fue liberado debido a la presión de las embajadas de España y Estados Unidos.

Fujimori también fue condenado por el secuestro de Gorriti en 2009 en una sentencia que incluyó otros crímenes, entre ellos, su responsabilidad por el asesinato de 25 peruanos, entre ellos un niño.