Atropellan a Chris Froome; el conductor se fuga
9 mayo, 2017
Moon Jae-in gana presidencia en Corea del Sur: sondeo
9 mayo, 2017

Ex primer ministro Valls se alía con movimiento de Macron

"Los viejos partidos están muriendo, o están ya muertos", declaró el ex primer ministro Manuel Valls (derecha). A la izquierda, el presidente electo Emmanuel Macron. Foto Ap

Ap

París. El ex primer ministro de Francia Manuel Valls sugirió el martes que quiere abandonar el Partido Socialista y presentarse a las elecciones parlamentarias de junio con el movimiento político de centro del presidente electo, Emmanuel Macron. Pero no está claro que pueda hacerlo.

En declaraciones a la radio RTL, Valls dijo que la formación socialista “está muerta y se ha quedado atrás” y que quiere sumarse al movimiento República en Marcha de Macron.

Valls planea presentarse en el departamento de Essonne, su feudo en el sur de París, pero responsables de República en Marcha dicen que su nominación no sería automática.

“Todo apoyo al presidente es bienvenido”, dijo Jean-Paul Delevoye, presidente de la comisión a cargo de valorar a los candidatos. “Pero el apoyo no se traduce necesariamente en una nominación. Su voz no es insignificante, pero su candidatura será tratada como la de cualquier otro”.

Valls, un político de tendencias centristas partidario de la reducción de las protecciones laborales, ya respaldó a Macron antes de las presidenciales tras perder las primarias socialistas con Benoit Hamon.

Hamon, que ganó popularidad en los últimos años como líder de un grupo de legisladores socialistas rebeldes contrarios a Valls, quedó en un lejano quinto puesto en la primera ronda de las elecciones presidenciales, con apenas el 6% de los votos, el peor resultado del partido Socialista desde 1969.

El mal resultado desencadenó un enconado debate dentro del partido sobre la posibilidad de aferrarse a la izquierda defendida por Hamon, o dar un giro hacia la visión más de centro de Valls y sus aliados.

Guillaume Balas, que coordinó la plataforma de Hamon, señaló que Valls “se excluyó” del partido con su alianza con el movimiento de Macron.

La victoria de Macron sobre la líder de ultraderecha Marine Le Pen en el balotaje presidencial del domingo fue un revés al populismo en Europa y dio una imagen “genial” de Francia en el extranjero, apuntó el exdirigente socialista.

“Los viejos partidos están muriendo, o están ya muertos”, declaró Valls. “Vivo sin arrepentimiento. Quiero que Emmanuel Macron, su gobierno y su mayoría tengan éxito, por Francia. Seré un candidato en la mayoría presidencial y querría unirme a su movimiento, República en Marcha”.

Se espera que Macron anuncie el martes sus 577 candidatos para las elecciones.

El presidente electo dijo que en los comicios de junio espera obtener mayoría absoluta en la cámara baja. Si lo consigue, podrá elegir a su primer ministro. Si otra formación ocupa la mayoría de los escaños, Macron podría verse presionado para seleccionar un primer ministro de ese partido, una situación que en Francia se conoce como “cohabitación”.

Si el partido de Macron saca un mal resultado, podría verse obligado a formar una coalición, un recurso habitual en muchos países Europeos pero inusual en Francia.