empresas Combatir pobreza mejora condiciones de la población: Ssa Urge ONU a localizar a activista tzeltal desaparecido
Urge ONU a localizar a activista tzeltal desaparecido
2 junio, 2016
Un descolorido 'Tri' logra 1-0 ante Chile, gracias a 'Chicharito'
Un descolorido ‘Tri’ logra 1-0 ante Chile, gracias a ‘Chicharito’
2 junio, 2016

Felipe González y Cebrián evaden el tema del empresario Zandi

Felipe González y Cebrián evaden el tema del empresario Zandi

Por Armando G. Tejeda, corresponsal

Madrid. El ex presidente del gobierno español Felipe González y el presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, participaron en un coloquio sobre la situación política en Venezuela en la Casa de América de Madrid.

En el debate el propio Cebrián hizo de moderador y fue el encargado de filtrar las preguntas de los asistentes y la prensa, que se hacían por escrito en un papel facilitado por la organización.

Muchos periodistas se sorprendieron al ver que en ningún momento se leyeron las que hacían referencia al caso del empresario Farshad Zandi, amigo y socio de Cebrián, y a la carta que envió el ex mandatario español al genocida y criminal de guerra Omar Al-Bashir, presidente de Sudán del Norte, para ayudar a que su amigo Zandi consiguiera un contrato de explotación de un yacimiento petrolero.

Era la primera aparición pública juntos desde que el pasado martes se dio a conocer que el ex presidente español envió una carta al genocida y criminal de guerra Omar Al-Bashir, al que además de expresar su “afecto” y “respeto” le enumeró las “virtudes” como “emprendedor” y “empresario” de Zandi, presidente y máximo accionista de Star Petroleum.

El objetivo era lograr que se hiciera con un importante contrato público de explotación de un yacimiento de petróleo de 45 mil kilómetros cuadrados, como finalmente lo hizo y para lo que también reclamó la mediación de González sobre el presidente de Sudán del Sur, Salva Kir Mayardit.

Antes del inicio del coloquio, los medios de comunicación congregados abordaron al ex mandatario español para una breve entrevista, pero sólo respondió a una pregunta sobre el procesamiento de dos históricos líderes del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Manuel Chaves y José Antonio Griñán, acusados de diversos delitos de corrupción.

Era hasta cierto punto lógico, pues es la primera noticia de todos los periódicos españoles, al tratarse de un grave caso de corrupción y malversación de caudales públicos registrado en Andalucía, precisamente de donde es originario el propio González.

Expuso su visión sobre la crisis que vive Venezuela, en la que también participaron el ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García Margallo, y el venezolano Luis Vicente León, presidente de Datanálisis.

Cebrián hizo de moderador, y se explicó a los asistentes -la mayoría periodistas- que el método para hacer preguntas era a través de unas tarjetas que se entregaron en las que se ponía por escrito la pregunta y sobre el curso del debate se pasaría al moderador para que las leyera.

A lo largo del coloquio, Cebrián interrumpió las largas intervenciones de los tres ponentes sólo en cuatro ocasiones, pero ninguna para leer las preguntas relacionados con Zandi y sus vínculos personales tanto del propio moderador como del ex mandatario, o para que Felipe González explicase los motivos por los que envió la carta de apoyo a un genocida que sólo unos meses antes había sido condenado por delitos de lesa humanidad por la Corte Penal Internacional.

Según pudo constatar este corresponsal, hubo varias preguntas sobre el asunto, en las que también se interesaban por la postura del propio Cebrián ante las noticias que le señalan como uno de los principales accionistas de Star Petroleum y de que su amigo Zandi controle sus negocios desde 36 sociedad empresariales diseminadas en diversos paraísos fiscales.

Pero Cebrián, celoso de su función de moderador, sólo hizo las preguntas que se referían a Venezuela, tanto directa como indirectamente, como fue la que sí leyó y en la que se cuestionaba sobre la posibilidad de que el partido emergente Podemos, acusado de haber sido financiado por el régimen de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, llegase a gobernar en España. O de si hay riesgo de que “haya un baño de sangre en Venezuela” o si “es posible el diálogo con alguien como Maduro”.

Al final del coloquio algunos periodistas intentaron acercarse al ex mandatario para intentar preguntarle sobre el asunto, pero se escabulló por un elevador oficial, acompañado en todo momento por Cebrián y su equipo de seguridad.