Llega al AICM cargamento con dos millones de vacunas Sinovac
24 julio, 2021
Pierde México 2-0 ante EU en torneo de softbol de Tokio
24 julio, 2021

Flotilla parte de Miami en respaldo a protestas contra gobierno de Cuba

Participantes en la flotilla que salió de Bayside, Miami, en apoyo a la oposición cubana. Foto Afp

Ap, Europa Press, Sputnik, AFP y Reuters

Una pequeña flotilla de cinco embarcaciones tripuladas por cubano-estadunidenses salió ayer de Miami y planea acercarse a la costa de La Habana como una muestra de apoyo a las movilizaciones opositoras en Cuba, iniciadas el pasado día 11, en momentos en que el gobierno de la isla recibe desde Estados Unidos distintas muestras de solidaridad.

Al tener conocimiento sobre la excursión, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, tuiteó: “Espero que el gobierno de Estados Unidos aplique y garantice que se cumplan sus leyes”. Solicitó “que cumpla su responsabilidad, con lo que es ya hoy una grosera violación del derecho internacional, porque el gobierno de Estados Unidos debería impedirlo”.

Los botes salieron de la marina del centro comercial Bayside y, tras recargar combustible en Cayo Hueso, el punto más sur de Estados Unidos a unos 145 kilómetros de Cuba, buscarían adentrarse en el estrecho de la Florida, detalló José Portieles, un organizador de la flotilla.

Aseguró que los tripulantes de las embarcaciones no llevan armas y lo que están haciendo es legal. La mayoría no son activistas, sino empresarios cubano-estadunidenses que se conocen como parte de la comunidad de aficionados a la navegación del sur de Florida y comparten el deseo de ver a una Cuba libre.

Detalló que planean mantenerse en aguas internacionales, a unos 24 kilómetros de la costa de La Habana. Una vez allí, los barcos apagarán sus motores y quedarán a la deriva, pero deberán corregir su posición cada 15 minutos, según el plan publicado en Internet.

El Departamento de Seguridad Nacional reiteró que para entrar en aguas cubanas se necesita un permiso, y quienes infrinjan esa norma se enfrentan a penas de 10 años de prisión, multas de 25 mil dólares al día y el decomiso de la embarcación.

La guardia costera, por su parte, advirtió que sería ilegal si la flotilla saliera de sus aguas territoriales con la intención de ingresar en las cubanas. Sin embargo, a los que buscan acercarse a Cuba sólo les advirtió que no lo hagan y dieron recordatorios de seguridad para los que ignoren estos señalamientos.

Las embarcaciones salieron un día después de que el gobierno de Joe Biden, después de consultas con Miami, impuso sanciones simbólicas contra el ministro de las fuerzas armadas, Álvaro López Miera, y una unidad de fuerzas especiales de Cuba por supuestas violaciones a los derechos humanos durante las manifestaciones antigubernamentales.

El secretario de Estado, Antony Blinken, comentó en entrevista con el canal MSNBC que Estados Unidos no ve ninguna respuesta de Cuba para que alivie las sanciones que había impuesto a la nación isleña, entre ellas las 243 medidas aplicadas durante el mandato de Donald Trump (2017-2021).

Las protestas de los días 11 y 12 pasados, que congregaron sólo a unos miles, comenzaron pacíficas, pero derivaron en actos de violencia, vandalismo y saqueos, lo que dejó un muerto, varios heridos y daños materiales.

Hace una semana, cientos de miles de personas salieron a las calles del malecón y otras partes del país para expresar su apoyo al gobierno.

“Creo que uno de los grandes errores que comete el régimen es tratar de señalar con el dedo a Estados Unidos, diciendo que somos responsables de estas protestas. No lo somos. Este es el pueblo cubano. Está diciendo lo que piensa, está reaccionando”, añadió.

Pese a esta política, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, junto con otros altos funcionarios e instituciones de la isla, agradecieron al pueblo estadunidense después de que agrupaciones solidarias con la isla, con el lema “Deja vivir a Cuba”, iluminaron un edificio en Union Square, en Nueva York, y publicaron en el diario The New York Times una carta a Biden, firmada por más de 400 personalidades, reclamando el fin del bloqueo a la isla.

Las autoridades cubanas, además, expresaron su agradecimiento por el envío de las primeras 1.7 millones de jeringas, de 6 millones que enviarán al país ONGs estadunidenses opuestas al bloqueo, bajo la organización del Movimiento de Solidaridad con Cuba para enfrentar la dura pandemia de Covid-19.

“Estas son genuinas y verdaderas muestras de cooperación”, dijo el doctor Néstor Marimón Torres, director de Relaciones Internacionales y Cooperación del Ministerio de Salud, en conferencia de prensa tras recibir el cargamento.

La compra, valuada en 100 mil dólares, fue coordinada por Global Health Partners, agrupación que envía medicamentos y suministros médicos a Cuba desde 1994.