Hallan ballena muerta en playa de Yucatán
28 febrero, 2016
Maduro debe renunciar para salvar a Venezuela: Leopoldo López
28 febrero, 2016

Francisco pide respuesta unánime ante crisis de refugiados

papa

El Papa Francisco saluda a las personas reunidas en la Plaza de San Pedro con motivo de la oración de 'El Angelus', en el Vaticano. Foto Ap

Por Afp

Roma. El papa Francisco exhortó este domingo a los países europeos, muy divididos por la llegada masiva de migrantes, a buscar una respuesta unánime y a «repartirse equitativamente el peso» de su acogida.

Jorge Mario Bergoglio, que habló durante la tradicional misa del Ángelus en la Plaza San Pedro del Vaticano, elogió a «Grecia y otros países que están en primera línea» aportando «una ayuda generosa, que requiere la cooperación de todas las naciones».

«Mi oración, y desde luego la de ustedes, tiene siempre presente el drama de los prófugos que huyen de las guerras y de otras situaciones inhumanas», dijo el papa ante miles de fieles reunidos bajo una fina lluvia.

«Una respuesta coral puede ser eficaz y distribuir equitativamente los pesos», dijo Francisco al refirirse a las discusiones entre países europeos.

«Por ello es necesario apuntar con decisión y sin reservas a las negociaciones», agregó el sumo pontifice.

El papa se congratuló también por el alto el fuego en Siria, que este domingo entró en su segundo día.

«He recibido con esperanza la noticia acerca del cese de las hostilidades en Siria, y los invito a todos a rezar para que este resquicio pueda dar alivio a la población sufriente y abra el camino al diálogo y a la paz tan deseada», dijo el papa Francisco.

El papa ha hecho del derecho de los inmigrantes a buscar una vida mejor uno de los temas mayores de su pontificado, como tuvo ocasión de recordarlo en su reciente viaje a México.

Al mismo tiempo, el papa afirma que los migrantes deben respetar las leyes de los países que los reciben y que las causas de la migración deben ser resueltas en los países de origen, Numerosos cristianos y católicos, por ejemplo en los países del este de Europa o en Estados Unidos, son reacios a recibir un número importante de migrantes, por temor a la pérdida de la identidad nacional o del bienestar económico.