En Axtla de Terrazas investigan homicidio de cuatro personas
10 mayo, 2021
Juez niega amparo a Bayer-Monsanto para el uso de glifosato
10 mayo, 2021

Grupo criminal causó ciberataque a oleoducto en EU: FBI

Colonial Pipeline, que envía combustible desde Texas a la costa este de EU a través de 8 mil 850 kilómetros de oleoductos, anunció el 7 de mayo haber sido "víctima de un ataque de ciberseguridad". Foto Afp

Afp

Nueva York. Los precios del petróleo se estabilizaron este lunes luego de que el operador estadunidense de uno de los principales oleoductos del país anunció su reapertura progresiva tras un ciberataque.

El barril de Brent del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en julio terminó a 68.32 dólares, en alza marginal de 0.05 por ciento en Londres sobre el cierre del viernes.

En Nueva York el barril de West Texas Intermediate, de referencia en el continente americano, para entrega en junio también cerró estable en 64.92 dólares, con una pequeña alza de 0.03 por ciento.

Colonial Pipeline, que transporta 45 por ciento de los carburantes desde las refinerías del Golfo de México hacia la costa Este de Estados Unidos, anunció el lunes que reabriría sus líneas de transporte «por etapas» con el objetivo de restablecer operaciones de aquí al fin de semana.

El ciberataque que provocó el cierre de operaciones de una de las mayores redes de oleoductos de Estados Unidos fue realizado por el grupo criminal DarkSide, dijo el lunes la policía federal.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) identificó a DarkSide como el grupo que produjo el «ransomware» utilizado en el ataque, esto es, un programa que aprovecha agujeros de seguridad para cifrar los sistemas informáticos y exigir un pago a cambio de desbloquearlos.

«El FBI confirma que el ‘ransomware’ de DarkSide es responsable de comprometer las redes de Colonial Pipeline. Seguimos trabajando con la empresa y nuestros socios gubernamentales en la investigación», señaló en un comunicado.

Colonial Pipeline, que envía combustible desde la costa del Golfo de Texas a la costa este estadounidense a través de 8.850 kilómetros de oleoductos, atendiendo a 50 millones de consumidores, anunció el 7 de mayo haber sido «víctima de un ataque de ciberseguridad».

Si bien «la situación sigue siendo fluctuante y continúa evolucionando», Colonial Pipeline tiene el objetivo de «restaurar sustancialmente el servicio operativo para el final de la semana», estableció la empresa en un comunicado.

«Las cosas parecen ir mejor. Cuando el mercado abrió, las cotizaciones de la gasolina comenzaron muy fuerte pero se calmaron. Tenemos la sensación de que las cosas se ordenarán», comentó a la AFP Robert Yawger, de Mizuho USA.