Vence Pumas 2-1 a un Chivas que sigue en crisis
31 marzo, 2019
Ordenan prisión preventiva a acusados de abuso en Caimede de Yucatán
31 marzo, 2019

Habitantes de Ucrania votan para elegir a su próximo presidente

El actor Volodymyr Zelensky emite su voto en un centro de votación en Kiev, Ucrania, el 31 de marzo de 2019. Foto: Xinhua

Juan Pablo Duch

Moscú. Los habitantes de Ucrania –el segundo país eslavo en importancia por población y territorio– se dieron cita en las urnas este domingo para elegir a su presidente para los próximos cinco años, una tarea casi imposible de lograr en primera vuelta debido a la tan previsible como inevitable dispersión del voto entre los 39 aspirantes que figuraron en las boletas.

Acertaron, como se esperaba, las encuestas de intención de voto que, aunque diferían en función de quién la haya pagado, coincidieron en que el 21 de abril siguiente tendrá que llevarse a cabo el balotaje entre los dos más votados.

Era evidente que nadie podía sacar 50 por ciento más uno de los sufragios depositados. También lo era que Volodymir Zelensky, el comediante de televisión que de manera sorprendente, dada su inexperiencia política, encabezó desde el comienzo la carrera por alcanzar la presidencia, tendría que enfrentarse en segunda vuelta con el siguiente candidato mejor posicionado.

A reserva de que se den a conocer resultados preliminares, cuando adquieran significado de tendencia irreversible, basándose en las encuestas de salida puede deducirse que el balotaje se decidirá entre Zelensky –un producto mediático del magnate Igor Kolomoisky– que habría obtenido cerca del 30 por ciento y el actual mandatario, Petro Poroshenko, con 18 por ciento.

“Está a punto de empezar una nueva vida: una sin corrupción, sin sobornos. Una vida en un nuevo país, un país de ensueño. Creemos que todo irá bien y que ganaremos, pero son los ucranios quienes tienen que decidir”, dijo Zelensky apenas tuvo datos que apuntaban a que se perfilaba como el más votado este domingo.

Sin embargo, ni él ni Poroshenko se libran de las acusaciones de corrupción que, como argumento principal para descalificar a los rivales, se lanzaron unos a otros todos los candidatos, convirtiendo la lucha por los votos en un estercolero, adornado con las habituales promesas incumplibles.

Se achaca a Zelensky, millonario él mismo, financiado por Kolomoisky, enfrentado éste con Poroshenko, tener un palacete no declarado en Italia y seguir haciendo negocios en Rusia, aunque aseguró haberse retirado del mercado ruso después de la anexión de Crimea en 2014 cuando lanzó su combate irreconciliable contra los corruptos, una de las metas de su programa.

En tanto Poroshenko, llamado el rey del chocolate, origen de su fortuna, protagonizó durante su presidencia varios escándalos que dañaron su ya de por sí endeble reputación.

Al comentar los resultados de las encuestas a pie de urna, Poroshenko afirmó: “A pesar de la telaraña de 39 candidatos, antes de ir a segunda vuelta (los ucranios) ya expresaron su firme apoyo al ingreso de Ucrania a la Organización del Tratado del Atlántico del Norte, a nuestra política de adhesión a la Unión Europea y de independencia definitiva respecto de Rusia”.

 Dentro de tres semanas, dependiendo de las alianzas que sean capaces de establecer los dos finalistas, se sabrá quién va a ser el nuevo presidente de Ucrania.

JSL
JSL