Inai pedirá al gobierno reporte sobre recursos de Iniciativa Mérida
8 febrero, 2017
Se reunirá Ochoa Reza con migrantes en EU
8 febrero, 2017

Jack Nicholson vuelve al cine después de 7 años

Jack Nicholson vuelve al cine siete años después como protagonista de la versión estadunidense de la alemana ‘Toni Erdmann’. Foto Ap

Afp
Los Angeles. La leyenda del cine Jack Nicholson vuelve a la gran pantalla siete años después como protagonista de la versión estadunidense de la alemana Toni Erdmann, informó la prensa especializada.
Paramount Pictures compró los derechos del filme de Maren Ade, nominado al Óscar en la categoría de película extranjera, y quiere que la protagonice el actor de 79 años, famoso por su carisma retorcido, sus cejas arqueadas y su tono de voz de pillo, indicó la revista Variety este lunes.

Kristen Wiig le acompañará en el elenco.

Adam McKay, director de La gran apuesta (2015), producirá la cinta junto a Wiig y el comediante Will Ferrell, según el Hollywood Reporter.

La idea de hacer el remake vino por parte del propio Nicholson, que se lo propuso al estudio y recibió de inmediato la luz verde.

Toni Erdmann es una historia conmovedora y divertida de la agridulce relación de un padre y su hija y es favorita a llevarse el premio de la Academia.

Nicholson, que tiene tres Óscars a lo largo de su carrera que incluye 60 papeles protagónicos, estuvo ausente de la gran pantalla desde que trabajó con Reese Witherspoon y Paul Rudd en la comedia romántica de James L. Brooks «¿Cómo saber si es amor?» (2010).

Se pensó que se había retirado.

Su debut fue en 1958 en la cinta de Roger Corman Cry Baby Killer y al no poder encontrar otros papeles, siguió trabajando exclusivamente para este modesto productor por 10 años.

Su gran salto vino en 1969 cuando encarnó a un abogado sureño en el largometraje de bajo presupuesto Easy Rider, que se convirtió en un clásico y le dio su primera nominación al Óscar.

En 1976 se llevó la estatuilla a mejor actor por Atrapado sin salida y luego en 1983 por La fuerza del cariño, donde interpretó a un exastronauta borracho.

Su interpretación en El resplandor es icónica, así como su papel de Guazón en la taquillera versión de Batman de 1989.

Su tercer Óscar llegó por su papel como un escritor obsesivo compulsivo en Mejor… imposible (1997).