Vladimir Putin gana referéndum; podrá gobernar Rusia hasta 2036
1 julio, 2020
En una riña en el Cereso de Atlacholoaya, Morelos, mueren 4 internos
1 julio, 2020

Juez anula la “regla de asilo en tercer país” impuesta por Donald Trump

Foto/AFP

Redacción Sin Fronteras

Washington. En un nuevo revés judicial contra la administración Trump,  un juez federal ha revocado la regla que prohibía a la mayoría de los migrantes recibir asilo en la frontera sur y buscar ese refugio en ese tercer país como México.

El fallo judicial, emitido a última hora de ayer martes, es un revés contra la política antiinmigrante del actual gobierno. Lo irónico del asunto es que, quien lo ha emitido, es un juez que el propio presidente Trump nominó en el 2017 para ocupar el cargo en el Tribunal de Distrito en Washington DC.

Se trata del juez Timothy J. Kelly, quien dictaminó a favor de los solicitantes de asilo que a través de organizaciones defensoras de los inmigrantes interpusieron una demanda por la llamada “regla de asilo en tercer país”.

En su fallo, Kelly dijo que la administración no cumplió con la ley procesal que rige la forma en que se pueden implementar las regulaciones, lo que requiere un aviso previo y un período para que el público comente la propuesta.

“Estos procedimientos no son una mera formalidad”, dijo Kelly.

Es probable que el fallo tenga poco impacto inmediato en medio de las estrictas restricciones fronterizas del presidente sobre la pandemia de coronavirus.

La regla fue implementada el año pasado por el Departamento de Justicia y Seguridad Nacional en un intento de tomar medidas enérgicas contra los inmigrantes de América Central que intentan ingresar a los Estados Unidos y que son devueltos a México, donde languidecen en albergues o campamentos infestados de enfermedades o acechados por la violencia.

“Estados Unidos es un país generoso pero está completamente abrumado por las cargas asociadas con la captura y el procesamiento de cientos de miles de extranjeros a lo largo de la frontera sur”, dijo el fiscal general William Barr para justificar esta política de cero tolerancia en la frontera en ese momento.

Los grupos de derechos de los inmigrantes rápidamente demandaron para revocar la regla en California y D.C.

Buscaron una orden judicial preliminar para evitar que entre en vigencia mientras se desarrolla el desafío legal.

Kelly, quien se sienta en la corte de distrito federal en D.C., negó su solicitud mientras que un juez federal en California otorgó una orden judicial.

La Corte Suprema finalmente dictaminó que la nueva política podría entrar en vigencia.

Hardy Vieux, abogado de Human Rights First, uno de los demandantes en el caso, elogió la decisión.

“El fallo del juez Kelly es una prueba de que la administración no puede dar un rodeo a la ley”, dijo Vieux en un comunicado. “En los Estados Unidos de América, tenemos un Estado de Derecho, incluso cuando beneficia a los solicitantes de asilo demonizados por esta administración. No seguimos la regla de un hombre caprichoso, que trata la ley como algo sobre lo que pisotear, en su camino a una sesión de fotos”.

La Coalición de Derechos de los Inmigrantes del Área Capital, otro de los demandantes, agregó que la decisión eliminaría una barrera para quienes buscan seguridad contra la persecución.

“Al anular esta regla, el juez Kelly reafirmó dos principios fundamentales”, dijo Claudia Cubas, directora de litigios del grupo. “La protección de los solicitantes de asilo que huyen por seguridad está entrelazada con nuestros valores nacionales y que Estados Unidos es un país donde el imperio de la ley no puede dejarse de lado por caprichos políticos”.

La decisión del martes aún podría ser apelada.

JSL
JSL