Monreal presentará iniciativa para evitar que amparos frenen obras públicas
20 enero, 2020
Esposa de George Orwell le permitió acostarse con una amiga: cartas
20 enero, 2020

La oposición se divide en Venezuela rumbo a las legislativas

Los hechos ocurridos en la Asamblea Nacional, donde Juan Guaidó (en la imagen) perdió la Presidencia, son solamente una parte emergente de las piezas que están en juego en Venezuela. Foto: Afp

Marco Teruggi / Sputnik 

La política venezolana es un tablero en pleno movimiento, disputas y asaltos en preparación. Los hechos ocurridos en la Asamblea Nacional (AN), donde Juan Guaidó perdió la Presidencia, son solamente una parte emergente de las piezas que están en juego.

La oposición se encuentra en plena disputa en Venezuela. No se trata solamente de una pelea por la Asamblea Nacional, sino por algo más profundo: seguir el camino trazado por Estados Unidos o conformar una alternativa nacional. En la mira están las próximas elecciones legislativas de este año que aún no tienen fecha.

La política venezolana es un tablero en pleno movimiento, disputas y asaltos en preparación. Los hechos ocurridos en la Asamblea Nacional (AN), donde Juan Guaidó perdió la Presidencia, son solamente una parte emergente de las piezas que están en juego.

Esa disputa se dio en torno al financiamiento externo “que se calcula según cifras de la USAID en 630 millones de dólares en los últimos cuatro años”, según Díaz.

Ese acaparamiento de los recursos se unió con otros elementos, como la falta de democracia interna dentro de los partidos, las divergencias en la estrategia y las ambiciones personales.

“Hay una rebelión por parte de miembros de partidos de oposición que han sido relegados desde las regiones y que tienen un año reclamando espacio”, opina la diputada. Esa disputa, cruzada por señalamientos mutuos de corrupción y sobornos, se tradujo en que el 5 de enero un grupo de opositores, encabezados por Luis Parra, presentó su lista para presidir la AN. La división se expresó así en la disputa por el principal espacio de despliegue de la oposición donde Guaidó quedó desplazado.

El bloque de Parra “no está pidiendo invasión y manifiesta querer reinstitucionalizar la AN”, explica Díaz. Su postura se distancia de Guaidó, definido por la constituyente como “la ficha principal de EU”.

El planteo de Parra consolida una postura política que estaba expresada en la Mesa Nacional de Diálogo, un espacio de interlocución entre el chavismo y factores de la oposición creado a fines del 2019. La oposición sentada en la Mesa, “se ha manifestado abiertamente contra el bloqueo y contra cualquier tipo de invasión, es un sector que adversa al Gobierno, pero tiene algunos pisos de defensa del país”, sostiene Díaz.

La oposición, que, a principios del 2019, estaba mayoritariamente unificada públicamente bajo la hoja de ruta de EEUU, ahora tiene dos bloques diferenciados: el de Guaidó y el de Parra, que detenta la presidencia del legislativo, junto con la Mesa Nacional de Diálogo.

El bloque de Parra “no está pidiendo invasión y manifiesta querer reinstitucionalizar la AN”, explica Díaz. Su postura se distancia de Guaidó, definido por la constituyente como “la ficha principal de EEUU”.

El planteo de Parra consolida una postura política que estaba expresada en la Mesa Nacional de Diálogo, un espacio de interlocución entre el chavismo y factores de la oposición creado a fines del 2019. La oposición sentada en la Mesa, “se ha manifestado abiertamente contra el bloqueo y contra cualquier tipo de invasión, es un sector que adversa al Gobierno, pero tiene algunos pisos de defensa del país”, sostiene Díaz.

La oposición, que, a principios del 2019, estaba mayoritariamente unificada públicamente bajo la hoja de ruta de EEUU, ahora tiene dos bloques diferenciados: el de Guaidó y el de Parra, que detenta la presidencia del legislativo, junto con la Mesa Nacional de Diálogo.

El bloque de Parra “no está pidiendo invasión y manifiesta querer reinstitucionalizar la AN”, explica Díaz. Su postura se distancia de Guaidó, definido por la constituyente como “la ficha principal de EEUU”.

El planteo de Parra consolida una postura política que estaba expresada en la Mesa Nacional de Diálogo, un espacio de interlocución entre el chavismo y factores de la oposición creado a fines del 2019. La oposición sentada en la Mesa, “se ha manifestado abiertamente contra el bloqueo y contra cualquier tipo de invasión, es un sector que adversa al Gobierno, pero tiene algunos pisos de defensa del país”, sostiene Díaz.

La oposición, que, a principios del 2019, estaba mayoritariamente unificada públicamente bajo la hoja de ruta de EEUU, ahora tiene dos bloques diferenciados: el de Guaidó y el de Parra, que detenta la presidencia del legislativo, junto con la Mesa Nacional de Diálogo.

El bloque de Parra “no está pidiendo invasión y manifiesta querer reinstitucionalizar la AN”, explica Díaz. Su postura se distancia de Guaidó, definido por la constituyente como “la ficha principal de EEUU”.

El planteo de Parra consolida una postura política que estaba expresada en la Mesa Nacional de Diálogo, un espacio de interlocución entre el chavismo y factores de la oposición creado a fines del 2019. La oposición sentada en la Mesa, “se ha manifestado abiertamente contra el bloqueo y contra cualquier tipo de invasión, es un sector que adversa al Gobierno, pero tiene algunos pisos de defensa del país”, sostiene Díaz.

La oposición, que, a principios del 2019, estaba mayoritariamente unificada públicamente bajo la hoja de ruta de EEUU, ahora tiene dos bloques diferenciados: el de Guaidó y el de Parra, que detenta la presidencia del legislativo, junto con la Mesa Nacional de Diálogo.

Las piezas que faltan

Aún no ha terminado el mapa de reconfiguración de la oposición. El paso que actualmente está en desarrollo es la disputa a lo interno de los partidos para saber qué sector se quedará con la directiva.

Así, por ejemplo, el partido Primero Justicia, está bajo disputa. Por un lado, el sector de Parra, y por el otro lado, el de dirigentes como Julio Borges. Esa disputa deberá ser dirimida por el Tribunal Supremo de Justicia y, en caso de ganar el sector de Parra, entonces el partido Primero Justicia y un sector de sus dirigentes seguramente participaría de las elecciones legislativas venideras.

María Alejandra Díaz extiende ese cuadro de inestabilidad interna a otras fuerzas. “Por eso Guaidó renuncia a Voluntad Popular, porque no controla ese partido”, explica, en alusión a la decisión anunciada de Guaidó a principio de enero de desprenderse del partido a través del cual llegó a la presidencia de la AN.

Así, por ejemplo, el partido Primero Justicia, está bajo disputa. Por un lado, el sector de Parra, y por el otro lado, el de dirigentes como Julio Borges. Esa disputa deberá ser dirimida por el Tribunal Supremo de Justicia y, en caso de ganar el sector de Parra, entonces el partido Primero Justicia y un sector de sus dirigentes seguramente participaría de las elecciones legislativas venideras.

María Alejandra Díaz extiende ese cuadro de inestabilidad interna a otras fuerzas. “Por eso Guaidó renuncia a Voluntad Popular, porque no controla ese partido”, explica, en alusión a la decisión anunciada de Guaidó a principio de enero de desprenderse del partido a través del cual llegó a la presidencia de la AN.

JSL
JSL