En Chile, Sebastián Piñera anuncia ley para sacar al Ejército a la calle
24 noviembre, 2019
Detienen a sujeto por un homicidio ocurrido en la General I. Martínez de SLP
24 noviembre, 2019

Llaman en Chile a huelga general este lunes y martes

Ciclistas recorren las calles para protestar contra el gobierno de Sebastián Piñera. Foto Afp

Notimex

Santiago. Ni el Congreso ni la presidencia en Chile entienden la gravedad de la crisis actual, por lo que es necesario celebrar un paro y una huelga generales, consideró la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

La organización de trabajadores convocó a una huelga general para el 25 y 26 de noviembre en demanda de un salario mínimo de 500 mil pesos, pensión mínima igual al salario mínimo, plan de protección y retención de empleo, además de garantías de acceso a la salud y la educación.

“Todos juntos y al mismo tiempo para que la fuerza de la unidad golpee fuerte y obligue a las autoridades a escuchar nuestra voz y terminar de una vez por todas con la violencia contra los jóvenes, pobladores y todos quienes hoy han vivido la más dura represión, no vista desde tiempos de dictadura”, manifestó la CUT en un comunicado.

Las exigencias expresadas en las calles durante las últimas semanas no han sido debidamente entendidas y las ofertas planteadas hasta ahora son insuficientes, criticaron los trabajadores agrupados en la CUT.

“Las demandas que convocaron millones en las calles aún no tienen respuesta, más allá de que se haya recogido la demanda del movimiento social por la asamblea constituyente y la nueva constitución. Los acuerdos firmados por partidos, gobierno y parlamento no son suficientes ni gozan de la legitimidad que permita construir un proceso de confianzas”, acusó la organización.

Además, calificó de “bofetada a la demanda social inmediata” el acuerdo alcanzado entre la presidencia de Sebastián Piñera y el Congreso para aprobar el presupuesto, pues no resuelve el problema del fondo de pensiones y entrega soluciones parciales.

“Se nos señala, nuevamente, que las necesidades del pueblo deben supeditarse a los criterios de mercado, sin comprensión alguna de las razones que nos han llevado a esta profunda crisis que, precisamente, clama por superar la lógica económica y poner en el centro la superación de la desigualdad y la garantía de derechos”, asentó la Central.

Las autoridades han rechazado el diálogo con los actores sociales organizados y ofrecen soluciones “absolutamente insuficientes” ante las demandas sociales, expresadas en organizaciones y en las calles chilenas durante los últimos 36 días.

La agenda social rumbo a la redacción de una carta magna que sustituya a la aprobada en dictadura es una obligación, no es opcional, manifestó la central obrera. Debe haber confianza en que se prioricen las demandas sociales y no los privilegios de la clase política.

“No pueden ser que sean los trabajadores y trabajadoras los que paguen el costo de estos desafíos, debe ser 1 por ciento más rico quien asuma el financiamiento de la agenda social”, agregó la CUT en el comunicado.

Además, exigió evitar la impunidad, acceder a la verdad y la justicia, y la reparación del daño frente a las violaciones de derechos humanos recientemente documentadas por Amnistía Internacional.

JSL
JSL