Londres: cinco muertos y más de 50 heridos al descarrilar un tranvía
9 noviembre, 2016
BMV se desploma 3.18% tras victoria de Trump
9 noviembre, 2016

En los pasados 5 años, «periodo de temperaturas extremas»

Visitantes de la cumbre COP22 que se realiza en Marrakech, Marruecos. Foto AP

Dpa

Marrakech/Copenhague.

Los pasados cinco años fueron los más cálidos desde que comenzaron los registros climáticos, con temperaturas extremas que afectan sobre todo a los países en desarrollo, señaló este martes la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en la cumbre COP22, que se realiza en Marrakech, Marruecos.

Entre 2011 y 2015 se registró un periodo de extremos, señaló Omar Baddour durante la presentación de un nuevo estudio climático, según el cual, el año pasado fue el más caluroso.

Estudios climáticos publicados entre 2011 y 2014 por una revista estadunidense, concluyeron que la probabilidad de olas de calor aumentó 10 o más veces.

Como ejemplos, se incluyeron el verano de 2013 en Europa Occidental y las olas de calor en la primavera y otoño de 2014 en Australia. La OMM, con sede en Suiza, observa el clima global desde la década de 1950.

Por su parte, la organización ambiental alemana Germanwatch indicó en su Informe de Riesgo Climático Global que en los pasados 20 años varios países, particularmente Honduras, en Centroamérica; Myanmar, en el sudeste asiático, y la isla caribeña de Haití sufrieron fuertemente las consecuencias del cambio climático.

Inundaciones, deslizamientos de tierra, olas de calor y otras condiciones climáticas extremas asolaron especialmente los países en desarrollo.

Para muchas personas el cambio climático está muy lejos, pero con nuestro informe demostramos que las discusiones que nos ocupan aquí tienen su origen en hechos reales, afirmó el autor principal del reporte anual Sönke Kreft durante la conferencia en Marruecos.

No se puede responsabilizar a un único hecho por el cambio climático, pero podemos remitirnos a una lista de acontecimientos, añadió. El informe anual se basa en los datos de la reaseguradora alemana Munich Re, así como información del Fondo Monetario Internacional.

En el mundo murieron casi 530 mil personas entre 1996 y 2015 a causa de los fenómenos meteorológicos extremos. Las pérdidas económicas directas ascendieron a cerca de 3.1 billones de dólares.

Entre los 10 países que el año pasado fueron fuertemente afectados por los fenómenos meteorológicos extremos están los africanos Mozambique, Malawi, Ghana y Madagascar. Esto es inusual debido a que los sucesos climáticos, como las sequías, que actúan un periodo más largo, no se reflejan en el informe, según Kreft. Sin embargo, a principios del año pasado hubo fuertes lluvias e inundaciones en África occidental.

El cambio climático es real, aseguró Taonga Mbale, de la Agencia de Medio Ambiente de Malawi. En mi país debimos soportar las consecuencias. Gran parte de la población vive de la agricultura y, por tanto, depende de las condiciones meteorológicas, agregó el experto.

Capacitamos a nuestros agricultores para que, por ejemplo, tengan grano, puedan soportar mejor la sequía o la maduración temprana, señaló Mbale. Los programas de reforestación deben prevenir la erosión del suelo durante las lluvias fuertes, añadió.

La COP22 empezó el lunes con apasionados llamamientos a combatir el calentamiento global. La cumbre, que concluirá el próximo 18 de noviembre, cuenta con la participación de más de 30 mil personas, entre ellas 43 jefes de Estado y 32 primeros ministros.

En la reunión se buscará asegurar que los países estén cumpliendo sus promesas para reducir las emisiones, se intentará definir un calendario específico y garantizar que anualmente se liberarán 100 mil millones de dólares para que las naciones puedan luchar contra el cambio climático.

Aumentan emisiones de gases de efecto invernadero

Por otra parte, la Agencia Europea de Medio Ambiente informó que las emisiones de gases de efecto invernadero de los países de la Unión Europea (UE) aumentaron, en 2015, 0.7 por ciento respecto del año anterior. Sin embargo, el informe muestra que a pesar del pequeño incremento, sigue por buen camino hacia sus objetivos climáticos para 2020, aseguró en un comunicado emitido en Copenhague el director del Área Económica Europea (EEA, por sus siglas en inglés), Hans Bruyninckx.

Desde 1990, las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyeron 22 por ciento en la UE, según los datos preliminares recopilados por el EEA. En 2014 se registró un récord en la reducción de emisiones, incluso teniendo en cuenta que fue un año con un invierno muy frío.

Según los pronósticos, la UE aún debe intensificar más sus esfuerzos para lograr el objetivo de una reducción de 40 por ciento de las emisiones hasta 2030 en comparación con los niveles de 1990. Si se continúa al ritmo actual, se conseguiría una reducción de entre 26 y 29 por ciento.