denuncia basificaciones leonardo guzmán
Ya hay denuncia por pérdida de equipo de “espionaje”
1 marzo, 2016
Retiran cargos contra único sospechoso del peor atentado en Irlanda del Norte
1 marzo, 2016

Macri pide al Congreso aprobar acuerdo de pago de deuda

El presidente argentino Mauricio Macri durante la apertura del 134 periodo ordinario de sesiones del Parlamento de su país. Foto Afp

Por Reuters

Buenos Aires. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, pidió este martes a un Congreso nacional dominado por la oposición que apruebe un acuerdo para el pago de deuda que le permitirá al país retornar a los mercados globales de capitales luego de 14 años e impulsar una economía estancada.

Tras una larga batalla legal, el gobierno anunció ayer lunes el trato para pagar 4 mil 650 millones de dólares a los principales acreedores de deuda que no habían aceptado anteriores canjes de bonos. Pero el acuerdo debe contar con la aprobación del Congreso argentino.

La tarea no será sencilla para Macri, el líder de centroderecha que asumió la presidencia hace dos meses tras derrotar en las urnas a un peronismo que mantiene algunos hilos fundamentales del poder, como la mayoría en el Senado nacional.

“Ahora dependerá de este Congreso si terminamos o no de cerrar este conflicto que lleva 15 años (…) Más allá de las diferencias que hay y que deben existir entre los distintos bloques, tenemos grandes coincidencias”, dijo Macri al inaugurar las sesiones ordinarias del Parlamento.

El Congreso debe aprobar el acuerdo con los acreedores antes del 14 de abril, fecha límite establecida por el tribunal de Estados Unidos, donde se cerró el trato para realizar el pago a los fondos conocidos como holdouts.

La alianza de Macri, llamada Cambiemos, tiene cerca de un tercio de los diputados en la Cámara baja, aunque se descuenta que el apoyo de aliados -incluidos algunos peronistas- le permitiría derogar sin inconvenientes las dos leyes que actualmente impiden el pago a los holdouts.

Además, el gobierno enviará el acuerdo con los holdouts al Congreso para su aprobación.

Las mayores dificultades se presentarán en el Senado, donde ya empezaron las arduas negociaciones entre un oficialismo que es minoría y el peronismo opositor, que se divide entre quienes apoyan el acuerdo por la deuda y algunos detractores.

Pero las amplias facultades que el sistema político argentino otorga al presidente le permitirán a Macri negociar desde una posición de fortaleza con la oposición: los senadores representan provincias que en muchos casos sufren problemas fiscales y que necesitan fondos que dependen del gobierno nacional.

El líder del peronismo opositor en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, dijo recientemente que podría apoyar el acuerdo del gobierno con los holdouts, pero advirtió: “No estoy dando un cheque en blanco”.