Cabify desarrollará botón de pánico para aumentar seguridad
18 septiembre, 2017
Dan alivio cocinas de Toledo a damnificados
18 septiembre, 2017

Más de 80 arrestados en protestas en Misuri

Manifestantes confrontaron a los agentes durante la protesta por la exoneración de un ex policía acusado de la muerte de un hombre negro en San Luis Misuri. Foto: Afp

Ap

San Luis Misuri.- Cientos de policías antimotines montaban guardia el lunes en San Luis, tras arrestar a más de 80 personas y confiscar gran variedad de armas, en medio de denuncias de daños a propiedades durante protestas por la exoneración de un ex policía acusado de la muerte de un hombre negro.

Los arrestos ocurridos tarde el domingo se realizaron después de que los manifestantes desoyeron órdenes de dispersarse.

“Me place informarles que la ciudad de San Luis está segura y que la policía estuvo en control de la situación esta noche”, dijo el jefe policial interino Lawrence O’Toole en conferencia de prensa la mañana del lunes.

Un juez determinó el viernes que Jason Stockley, un agente de 36 años que dejó el departamento y se mudó a Houston hace tres años, no era culpable de la muerte de Anthony Lamar Smith, en 2011. El fallo desencadenó intensas protestas durante el fin de semana. Se ha programado otra protesta pacífica para el lunes.

Cientos de personas marcharon el domingo por las calles del centro, del elegante vecindario Central West End y del moderno Delmar Loop, cerca de University City. Los inconformes atravesaron además dos centros comerciales en una zona adinerada del condado de San Luis.

Al caer la noche, la mayoría regresó a sus casas. Alrededor de un centenar mantuvo la protesta, que se iba caldeando mientras avanzaban hacia el centro. Durante el recorrido, volcaron maceteros, rompieron los vidrios de algunas tiendas y hoteles y retiraron sillas de plástico de un local al aire libre.

Según la policía, los manifestantes lanzaron botellas con una sustancia desconocida a los agentes.

Un agente resultó herido en una pierna y fue trasladado a un hospital. Se desconocía el alcance de sus lesiones.

Poco después, la policía antimotines vino en autobuses y agentes registraron las calles del centro de la ciudad hasta la madrugada, arrestando a sospechosos y confiscando por lo menos cinco armas, dijo O’Toole. Seguidamente policías antimotines se formaron en un bulevar citadino y tras evacuar a manifestantes y peatones, gritaron “¡Esta calle nos pertenece!”, el mismo slogan que usan los manifestantes.

“Somos nosotros los que estamos en control. Esta es nuestra ciudad y la vamos a proteger”, dijo O’Toole.

JSL
JSL