Desconoce Protección Civil causa del fallecimiento de cinco personas en una noria en Tamazunchale
20 septiembre, 2015
Vega
Reponer investigación del caso Karla Pontigo no será sencillo ni rápido: Vega Arroyo
20 septiembre, 2015

Más de 100 mil se manifiestan contra el PKK en Turquía

Turquía

Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, saluda a decenas de miles de manifestantes que denuncian la violencia de los rebeldes kurdos, en Estambúl. Foto Ap

Turquía


Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, saluda a decenas de miles de manifestantes que denuncian la violencia de los rebeldes kurdos, en Estambúl. Foto Ap

Por Afp

Estambúl. Más de 100 mil personas se manifestaron este domingo en la capital turca contra el «terrorismo», dos meses después de que el ejército y los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) retomaran sus enfrentamientos en el sureste de Turquía.

«Turcos y kurdos son hermanos, quienes quieren dividirlos son traidores», declaró el primer ministro Ahmet Davutoglu ante la multitud, justo antes de que tomara la palabra el presidente Recep Tayyip Erdogan, quien también participó en la movilización.

 El acto, convocado por un conjunto de organización no gubernamentales en el distrito de Yenikapi, tuvo tintes de mitin político para Erdogan, a seis semanas de que se realicen las elecciones generales anticipadas.

 La plaza de Yenikapi, famosa por acoger las gigantescas manifestaciones del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), puede acoger hasta 1.5 millones de personas.

 Los participantes sólo tienen derecho a llevar la bandera turca. Muchos tenían un pañuelo rojo ceñido a la cabeza con la inscripción: «Los mártires no están muertos, la patria no podrá ser dividida».

 Durante su intervención, Davutoglu confirmó que seguirán las operaciones militares contra las bases del PKK en el norte de Irak. «Hemos destruido todos los campos alrededor del monte Qandil y seguiremos haciéndolo», aseguró, insistiendo en que «la lucha contra los terroristas (del PKK) continuará hasta que depongan las armas».

 Ankara lanzó su ofensiva a finales de julio, tras una serie de ataques del PKK contra las fuerzas de seguridad en represalia por el atentado, atribuido al grupo yihadista Estado Islámico (EI), que dejó 32 militantes kurdos muertos en la ciudad de Suruç, cerca de Siria.

 Los atentados del grupo kurdo y las respuestas militares se suceden desde entonces a un ritmo casi diario, arruinando las conversaciones de paz iniciadas a finales de 2012 para intentar acabar con un conflicto que ha causado 40 mil muertos desde 1984.