“Ustedes tienen la llave”, dice Ciro Murayama a estudiantes de UASLP
26 abril, 2018
Cumbre histórica entre los presidentes de Corea del Norte y del Sur
26 abril, 2018

Miles de maestros en EU exigen más presupuesto para educación pública

El movimiento de maestros #Red4Ed es apoyado ampliamente por estudiantes. Hoy marcharon en Arizona y Colorad. Foto Ap

David Brooks, corresponsal 

Nueva York. Decenas de miles de maestros inundaron de rojo las calles de Arizona y Colorado, parte de la ola insurgente de docentes que ha atravesado al país por varios estados bajo control republicano en demanda de alzas salariales e incrementos en el presupuesto para la educación pública.

Unos 50 mil integrantes del movimiento bautizado #Red4Ed (rojo por la educación) -la mayoría vestidos con camisetas rojas- marcharon por el centro y se concentraron frente al capitolio estatal en Phoenix, cerrando casi todas las escuelas públicas del estado en esta acción sin precedente.

 “No creo que una maestra deba estar obligada a trabajar dos chambas para sobrevivir”, comentó Chela Garcia-Glen al Arizona Republic. Pero las demandas no son sólo para elevar los salarios, entre los más bajos de todas las entidades del país, sino recuperar los niveles de inversión pública en la educación que se han desplomado desde la llamada Gran Recesión de 2008-9 alrededor del país.

Se compartieron innumerables historias de cómo maestros no sólo no ganan lo suficiente para mantener a sus propias familias, sino que compran artículos y materiales escolares para sus alumnos y clases con sus propios fondos, son obligados a usar libros de texto desechos, y enseñan en instalaciones en deterioro severo.

Estas acciones gozan de un amplio apoyo de los estudiantes, padres de familia y organizaciones comunitarias que denuncian los recortes draconianos que se impusieron a la educación pública como sacrificio para poder reducir impuestos por gobiernos estatales controlados por republicanos conservadores como el de Arizona.

“Hoy se recordará como el día en que dijimos ‘basta’. Estamos en esto juntos, y seremos los que llevaremos a cabo el cambio”, declaró ante la manifestación Noah Karvalis, uno de los organizadores de #Red4Ed.

En Arizona, casi el 45 por ciento de los estudiantes en las escuelas públicas son latinos, lo cual revela otra cara de la discriminacion exhibida a través de políticas que buscan reducir programas que benefician y apoyan a este sector en un estado que se ha destacado por ser vanguardia en medidas antimigrantes.

“Siempre ha sido un tema de derechos civiles para los latinos, al igual que el tema migratorio es un derecho civil para los latinos. Pienso que lo que los maestros están haciendo con su huelga clarifica esos temas y le da un perfil que no tenía antes”, afirmó el representante federal de Arizona Raúl Grijalva a The Guardian.

El gobernador Doug Ducey había prometido incrementar los salarios un 20 por ciento a lo largo de los próximos tres años para intentar frenar el paro histórico de hoy, pero los maestros declararon que eso no era suficiente ya que la otra demanda era elevar el gasto público en educación.

En Colorado, miles de maestros -junto con estudiantes y padres de familia- también se congregaron ante el capitolio estatal en Denver con las mismas demandas, y escuelas en por lo menos 27 distritos cancelaron clases. Líderes del sindicato estatal señalaron que aunque Colorado es más liberal que los otros estados donde se han dado estas protestas, a causa de politicas fiscales se ha reducido el gasto en educación a tal nivel que la mitad de los distritos escolares se han visto obligados a reducir la semana escolar a sólo cuatro días.

En ambos estados, los maestros y sus simpatizantes anunciaron que esta movilización continuará por segundo día este viernes, y no se sabe por ahora cuánto tiempo pueden durar estos paros.

Las acciones de hoy son parte de una ola sin precedente de movilizaciones del magisterio que estallaron primero en West Virginia y continuaron por Kentucky y Oklahoma con estas mismas demandas y en acciones que han sido organizadas por las bases a veces en contra de las recomendaciones de su liderazgo sindical.

Los maestros y sus aliados repitieron: “estamos educando el futuro”.

JSL
JSL