Condena Buffett el panorama económico negativo de precandidatos en EU
Condena Buffett el panorama económico negativo de precandidatos en EU
27 febrero, 2016
mosquito zika
¿Qué sabemos sobre el Zika?
27 febrero, 2016

Miles marchan en memoria del opositor Nemtsov en Rusia

Miles marchan en memoria del opositor Nemtsov en Rusia

Por Juan Pablo Duch, corresponsal

Moscú. Miles de personas participaron este sábado en una marcha convocada en la capital de Rusia para honrar la memoria del político opositor Boris Nemtsov, asesinado hace justo un año, de cuatro balazos por la espalda, por un sicario checheno frente al Kremlin, en pleno centro de Moscú.

Es difícil saber, como suele suceder en estos casos, el número exacto de asistentes, aunque seguro no fue tan reducido como dio la policía ni tan elevado como manejaron los organizadores. Según las estimaciones más cercanas a la realidad, acudieron a la marcha entre 20 y 25 mil personas.

Al término de ésta, las principales figuras de la oposición extraparlamentaria rusa –Mijail Kasianov, Aleksei Navalny, Ilia Yashin, Guennadi Gudkov, Vladimir Milov, Grigori Yavlinsky, entre otros–, amigos de Nemtsov como Oleg Sisuyev o Anatoli Chubais, así como simpatizantes anónimos acudieron al puente Moskvoretsky a depositar flores en el sitio donde cayó abatido quien fuera uno de los principales críticos del presidente Vladimir Putin, igual que la periodista Anna Politkovskaya, también asesinada años antes por otro pistolero a sueldo checheno.

En otras ciudades –San Petersburgo, Nizhny Novgorod, Novosibirsk, Cheliabinsk, por mencionar sólo algunas– también hubo hoy acciones en recuerdo del malogrado político, que antes de declararse adversario de Putin desempeñó importantes cargos en el gobierno de Rusia y, desde la posición de primer vicepremier, llegó a ser considerado durante un tiempo como favorito para suceder al entonces presidente Boris Yeltsin.

La investigación a cargo del Comité de Instrucción de Rusia (CIR) ya concluyó de modo oficial y muy pronto se llevará a cabo el juicio contra los cinco detenidos, pero familiares y amigos de Nemtsov creen que el Kremlin carece de voluntad política para esclarecer el crimen hasta el final. Creen que está probada la implicación de los acusados, pero sostienen que siguen en libertad el coordinador del comando y el autor intelectual.

Apenas unos días después del asesinato que causó conmoción aquí por su carácter desafiante –y después de que Putin reunió a los jefes del Ministerio del Interior y de los servicios de seguridad para lanzar la pregunta de ¿quién se atrevió?–, el director del FSB (Servicio Federal de Seguridad, por sus siglas en ruso), Aleksandr Bortnikov, anunció la detención de cinco chechenos, vinculados con la guardia personal del presidente de esa república norcaucásica, Ramzan Kadyrov.

Acabaron entre rejas cuatro miembros del comando de vigilancia y apoyo logístico de Zaur Dadayev, el confeso autor material de los disparos que segaron la vida de Nemtsov y que ahora se declara inocente para inculpar a su cómplice Beslan Shavanov, muerto por la explosión de una granada durante el intento de arrestarlo en la ciudad de Grozny.

Después de que, por filtración de los propios investigadores, se empezó a mencionar como coordinador de ese comando a Ruslan Gueremeyev, subjefe de la guardia personal de Kadyrov y miembro de uno de los clanes más influyentes de Chechenia, surgió la gran duda de si el Kremlin daría luz verde para llevar la investigación hasta sus últimas consecuencias.

La respuesta se conoció el 29 de diciembre anterior, cuando el vocero del CIR, Vladimir Markin, declaró que se había esclarecido el asesinato de Nemtsov y el autor intelectual y, al mismo tiempo, coordinador del grupo de sicarios era el prófugo Ruslan Mujudinov, oficial de la guardia personal de Kadyrov y, además, chofer de Gueremeyev, a quienes nunca se ha podido interrogar.

El general Aleksandr Bastrykin, director del CIR, se negó en dos ocasiones a firmar la acusación formal contra Gueremeyev, considerado por los investigadores tan sólo el coordinador del comando de sicarios –aparece incluso en una fotografía, ya publicada, de la cámara de seguridad de un hotel de Moscú con varios de los implicados, un día antes del asesinato de Nemtsov–, dando a entender que habría que buscar al autor intelectual del asesinato entre los miembros de la élite gobernante en Chechenia.