jóvenes menores
En marcha, el sueño de AMLO: que todos los jóvenes tengan acceso a educación superior
7 febrero, 2016
Argentina ofrece pagar 6 mil 500 mdd de fondos buitres
7 febrero, 2016

Millones de migrantes mexicanos viven en EU sin papeles de ninguno de los 2 países

sinaloa

Un migrante camina por las vías del tren de Culiacán. Foto Cuartoscuro

David Brooks

Nueva York.

En Estados Unidos se desarrolla una campaña binacional para recuperar el derecho básico a la identidad para mexicanos, ante la situación de que sin acta de nacimiento en Mexico y sin papeles en aquel país, afirman organizadores, millones viven en la tragedia de la doble invisibilidad.

El programa Juntos por el derecho a la identidad se lanzó en Estados Unidos en cuatro estados –California, Texas, Illinois y Nueva York–, pues se estima que entre uno y 2 millones (no hay datos precisos) de migrantes mexicanos en este país carecen de acta de nacimiento, y sin ella no pueden obtener casi ningún documento básico de identidad.

Las consecuencias pueden ser diversas: desde no poder solicitar su regularización en programas como el de deportación postergada (DACA), abrir cuentas bancarias, solicitar documentos oficiales, contratar servicios con su nombre o tener acceso a programas de asistencia y no poder ingresar a una escuela para participar en foros de padres ni para recoger sus hijos, ya que se les pide alguna identificación.

El programa es impulsado por Be Foundation, encabezada por Karen Mercado, y por Juntos podemos, con su presidenta honoraria Josefina Vázquez Mota, cuyos equipos han sostenido reuniones y foros de información en consulados con organizaciones comunitarias y medios de comunicación en este país.

El proyecto es la evolución de las iniciativas en Mexico donde, según Be Foundation, hay alrededor de 7 millones de habitantes que nunca han sido registrados, o sea, no existen oficialmente, no pueden demostrar su permanencia en el mundo. Ante ello, Be Foundation, en razón que el derecho a la identidad es básico para todos los otros derechos humanos ha promovido iniciativas y mecanismos para ubicar, informar y asistir a esa población invisible.

El programa en Estados Unidos se desarrolla con la misma intención, explican Itzel Polo Mendieta y Joan Martínez, de Be Foundation, en entrevista con La Jornada durante la gira que hacen por Nueva York –antes estuvieron en Texas–, para impulsar el proyecto. La campaña busca primero visibilizar el tema, detectar a las personas y después asesorarlas y prestarles ayuda gratuita y confidencial, comenta Polo Mendieta. Además, se ofrece una línea telefónica de asistencia gratuita para aquellos en Estados Unidos que nacieron en México y que nunca han tenido acta de nacimiento.

La condición de estas personas es que no existen ni aquí ni allá, agrega Martínez; están doblemente invisibles. Más aún, señalan, la situación de estos migrantes es que al ser negado el derecho a la identidad existen sin patria y, por tanto, la finalidad de este esfuerzo es sacarlos de las sombras.

Para resolver este problema se enfrentan dos obstáculos legales. El primero es una reforma del artículo cuarto constitucional para que el otorgamiento de actas de nacimiento sea totalmente gratuito en Mexico, junto con educación cívica, a fin de que 7 millones de personas sin identidad puedan resolver su inexistencia legal. Según explican Polo Mendieta y Martínez hay una iniciativa de ley ante el Senado, pero permanece estancada en ese cuerpo legislativo mexicano.

Para los migrantes en esta situación se requiere, además, una reforma al artículo 44 de la Ley del Servicio Exterior Mexicano para otorgar la facultad de procesar registros civiles extemporáneos. O sea, para que los consulados puedan emitir actas de nacimiento.

En esta gira de trabajo, los dos promotores han buscado informar a sectores de comunidades mexicanas en Texas y Nueva York (se está haciendo lo mismo en California e Illinois) sobre esta campaña para sumar esfuerzos, tanto con el sector gubernamental como el no oficial. Asimismo, se está difundiendo información directamente a los afectados, sobre todo la línea telefónica (desde Estados Unidos: 844 998 1010), donde cualquier persona en esta situación puede llamar de manera gratuita para recibir asistencia e integrar un expediente con los datos necesarios y cómo proceder para obtener un registro de existencia.

Después del derecho a la vida, el segundo es a la identidad, subrayan Polo Mendieta y Martínez.

Para mayor información: http://www.derechoalaidentidad.org/programa.html