Cuatro lesionados tras explosión en siderúrgica de Coahuila
12 mayo, 2018
En Ciudad Valles, promete Meade crecimiento de sector agropecuario
12 mayo, 2018

Muere otro joven durante protestas en Nicaragua

Barricada en Managua, que vivió el viernes horas de caos. Foto Ap

Dpa

Managua. Un estudiante murió este sábado a causa de las heridas provocadas por un impacto de bala en las protestas universitarias que han convulsionado Nicaragua desde hace tres semanas y luego de recibir el alta médica en el hospital de Estelí (norte), informó hoy la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

César Castillo falleció este sábado, en su casa en la ciudad de Estelí, después de que «le dieron de alta en el hospital» pese a que ameritaba continuar la atención médica, declaró al Canal 15 de Televisión (independiente), el director de la ANPDH, Alvaro Leiva.

El joven había sido herido el pasado 20 de abril, en el segundo día de las protestas de estudiantiles contra una reforma del seguro social que establecía un impuesto a las pensiones y después se extendió a demandas de democratización en el país.

La organización en forma preliminar ha confirmado 54 muertes en los enfrentamientos entre jóvenes, la policía y simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) desde el 17 de abril.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) ha registrado 45 decesos. El gobierno de Daniel Ortega, en tanto, sólo reconoció 13 muertes.

Álvaro Leiva dijo existe “un silencio oficial” en relación a las víctimas de la protesta que, además ha dejado unos 400 heridos y daños a la propiedad pública y privada.

Los obispos de Nicaragua (CEN) han pedido al presidente Daniel Ortega, autorice el ingreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA y la Relatoría de Derechos Humanos de la ONU “para que investiguen los crímenes de lesa humanidad contra los estudiantes y la población” ocurridos durante las protestas.

También le solicitaron “dar signos creíbles de su voluntad de diálogo y paz, respetando la libertad y dignidad de las personas”, y suprimir “las fuerzas de choque, paramilitares y policía contra los manifestantes”.

El gobierno ha aceptado las demandas para iniciar el diálogo, según la portavoz y vicepresidenta Rosario Murillo.

La crisis en Nicaragua inició el 17 de abril con una protesta de estudiantes contra una reforma al Seguro Social, que aumentaba los aportes de trabajadores y empresas, pero derivó en grandes manifestaciones debido a la acción violenta de la policía y de fuerzas de choque sandinistas.

Actos de vandalismo y bloqueos de carreteras

Nicaragua amaneció hoy marcada por actos de vandalismo y bloqueos escalonados que se mantienen en las carreteras de al menos seis de las 17 provincias del país.

Desconocidos provocaron la noche del viernes un incendio en una oficina municipal en un barrio oriental de Managua, según informó el portal El 19 digital.

Otros ataques se reportaron durante la noche contra sedes del gobernante partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en la ciudad de Chinandega (noroeste), Granada (sureste), La Concepción (sureste) y León (noreste). No hubo incidentes entre manifestantes de ambos bandos.

Los estudiantes universitarios, protagonistas de la protesta contra el gobierno, han negado cualquier acto de vandalismo. A su vez, han acusado a simpatizantes de la Juventud Sandinista de tratar de crear el caos para justificar la represión policial que el jueves pasado se saldó con tres muertos, entre ellos dos jóvenes por impacto de bala y otro hombre que había resultado herido el pasado martes.

Mientras, los taxistas en Managua han iniciado un paro y colocado sus vehículos en calles y avenidas, provocando atrasos en la circulación.

Este sábado, las personas acudían a sus puestos de trabajo caminando, ante la escasa circulación de autobuses del transporte público en Managua, donde también había poca presencia policial.

Mientras, se levantaron barricadas en la periferia del Mercado Oriental en Managua, que vivió el viernes horas de caos por amenazas de saqueo. Los trabajadores y dueños de tiendas se armaron de palos y afilados machetes para defender sus propiedades.

Por otra parte, los simpatizantes del FSLN y empleados públicos se mantienen en la rotonda Hugo Chávez, en el antiguo centro de Managua, ondeando banderas de Nicaragua y la rojinegra del Frente Sandinista en defensa del gobierno de Daniel Ortega.

JSL
JSL