«Nueva resistencia» del conservadurismo ante diversidad sexual: experto
18 septiembre, 2016
Benfica buscará vender a Raúl Jiménez por 70 mdd
18 septiembre, 2016

Mueren 17 soldados en ataque a base militar de Cachemira

Soldado israelí que disparó a palestino será condenado
Ap

Srinagar, India. Supuestos rebeldes atacaron el domingo con armas de fuego y granadas una importante base militar en la zona de Cachemira controlada por India y mataron al menos a 17 soldados, en el ataque con más víctimas registrado en los últimos años en una base militar de la disputada región del Himalaya, informó el ejército indio.

Cuatro rebeldes murieron cuando los soldados respondieron al fuego del ataque sorpresa, antes del amanecer en una base cercana a la fortificada línea de control que divide la región del Himalaya entre India y Pakistán.

India culpó a grupos islamitas de Pakistán del ataque perpetrado hoy contra una base militar en la convulsa región de Cachemira que dejó 17 soldados muertos y más de una veintena heridos.

Según un portavoz del Ejército indio, los cuatro insurgentes que intentaron asaltar la base murieron en un tiroteo. La base militar se encuentra en la ciudad de Uri, cerca de la fuertemente vigilada línea de control, la frontera de facto militar que discurre entre India y Pakistán en la disputada Cachemira.

En las primeras horas del ataque se oyeron fuertes explosiones y varios barracones se incendiaron. Después, helicópteros militares volaron sobre la base mientras el ejército completaba lo que describió como operaciones de «limpieza».

La cifra de víctimas fue alta porque un gran contingente estaba entregando el control de la base a nuevas unidades, por lo que había militares instalados en tiendas y refugios temporales que se incendiaron durante el ataque, dijo el ejército en un comunicado.

La base se encuentra en la localidad de Uri, al oeste de Srinagar, la mayor ciudad de Cachemira. Allí se encuentra la base de brigadas del ejército indio en la región.

Varios soldados heridos fueron trasladados por aire al principal hospital militar, en Srinagar. No estaba claro en un primer momento si los cuatro rebeldes abatidos eran los únicos agresores.

El ataque se produjo en medio de las mayores protestas contra India registradas en Cachemira en los últimos años, luego de la muerte el 8 de julio de un popular comandante rebelde a manos de tropas indias. Después se han sucedido una amplia campaña de represión militar y toques de queda casi constantes.

Manifestantes armados con piedras han chocado con soldados que emplearon munición real y perdigones. Más de 80 personas han muerto.

Tanto India como Pakistán reclaman como propio todo el territorio de Cachemira, y la mayor parte de la gente en la zona controlada por India está a favor de la independencia o una fusión con Pakistán. Desde 1989, un alzamiento armado y la consiguiente represión militar han dejado más de 68 mil muertos en la región.