Pese a prejuicios, se convierte en boxeadora en Oaxaca
8 marzo, 2017
Mujer, vital en resolución de conflictos: ONU
8 marzo, 2017

Mujeres de Madrid cesan huelga de hambre

Memorial en honor a las mujeres asesinadas en la Puerta del Sol, en Madrid. Foto Ap

Dpa

Madrid. Un grupo de mujeres víctimas de la violencia de género que llevaba un mes en huelga de hambre en la céntrica Puerta del Sol de Madrid anunció hoy el fin de la protesta al ver cumplidos sus reclamos.

Coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer que se celebra hoy, la jefa del colectivo Velaluz, Gloria Vázquez, anunció que el grupo iniciará «otra forma de lucha» después de pasar 26 días en huelga de hambre en el punto más emblemático de la capital de España.

Vázquez explicó en la propia plaza que políticos del conservador Partido Popular (PP) y de los socialistas del PSOE se comprometieron con las 25 medidas contra la violencia de género reclamadas por el colectivo, mientras que otros partidos mostraron interés.

«Velaluz» pedía un pacto de Estado contra la violencia machista, pensiones para húerfanos, el reconocimiento como víctimas a madres de hijos asesinados o estar representadas en el grupo de trabajo que analizará una reforma de la Ley de Violencia de Género de 2004.

«Podemos decir que por fin las víctimas de violencia machista son escuchadas por el Gobierno y la mayoría de los partidos», celebró el grupo en un comunicado en el que también agradeció «el apoyo y cariño» que recibió su campamento en la Puerta del Sol. «Plataformas, asociaciones, colectivos, miles de personas de nuestro país y muchos otros, toda esta gente que ha hecho vigilia con nosotras, sufrido y llorado, a todas las víctimas que han acudido, a los grupos de redes, los medios», enumera el texto.

Varias víctimas de violencia machista y miembros de «Velaluz» iniciaron el 9 de febrero la huelga de hambre. Otras mujeres se sumaron luego a la medida.

Las representantes del grupo fueron recibidas el lunes en el Senado español para defender sus 25 propuestas para considerar la violencia de género una «cuestión de Estado». Dos días más tarde acordaron terminar con la protesta.