Gobiernos progresistas de AL enfrentan embestida mediática
19 junio, 2016
Regresan a tierra tres tripulantes de la Estación Espacial
19 junio, 2016

Niega Macri que haya invertido 18 millones de pesos en paraíso fiscal

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, en imagen del 15 de junio de 2016. Foto Xinhua

Por Stella Calloni, corresponsal

Buenos Aires. Mediante una extraña explicación, el derechista presidente de Argentina, Mauricio Macri, sostuvo que los 18 millones de pesos que admitió tener en la empresa offshore Fleg Trading en Bahamas, llegaron a ese lugar porque una sucursal del Merrill Lynch donde los tenía depositados fue comprada por un Banco Suizo que tiene dirección en ese el paraíso fiscal.

Sin embargo el mandatario, quien se refirió a sí mismo como “el político que más transparencia ha tenido sobre su situación personal, siempre he declarado todo”, cuando su nombre apareció en los papeles de Panamá en abril pasado, vinculado a dos empresas offshore una en Panamá y otra en Bahamas, negó terminantemente que tuviera dinero en los paraísos fiscales.

A pesar de esto fue denunciado ante un fiscal Federal, Federico Delgado, por las inconsistencias en sus declaración jurada y por figurar en la dirección no sólo de Fleg Tranding sino también en Kagemusha, a la que se agregaron otras cinco más, lo que se está investigando activamente en estos momentos.

En mayo pasado admitió que en Bahamas tenía 18 millones de pesos argentinos (más de un millón de dólares) y la semana pasada, cuando se estaba debatiendo el blanqueo de capitales , un proyecto de la oficialista Cambiemos, dijo que había repatriado ese dinero para invertirlo en el país.

Esa fue su respuesta cuando su nombre figura en las listas de funcionarios con cuentas en los paraísos fiscales, como demostraron los documentos investigados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, lo que provocó un escándalo mundial y la renuncia de ministros y hasta un primer Ministro en Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson.

“Primero lo tenía (el dinero) en un banco tradicional de Estados Unidos y Suiza, que se llama Merrill Lynch. Al Merrill Lynch lo compra un banco suizo que tiene dirección en Bahamas, con lo cual no es que la plata estaba en Bahamas, estaba en un banco europeo. La verdad es que ni me di cuenta, honestamente», dijo Macri durante una entrevista con el diario El Tribuno, de Salta.

Su declaración provocó una fuerte reacción de sus opositores y de la opinión pública en general. El diputado Darío Rubén Martínez, del opositor Frente para la Victoria, ha presentado una serie de nuevos informes y documentos que involucran directamente a estas empresas offshore, donde figura el presidente argentino, que han realizado una serie de millonarios negocios en el exterior, sin haber declarado nuca en el país, especialmente cuando era jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ( 2007 – 2015.).

Todos los funcionarios cercanos al mandatario poseen cuantas en empresas offshore y por esa razón el gobierno envíó el proyecto de blanqueo de capitales, que ya tiene media sanción de diputados. Para esto utilizó el argumento de que con esos dineros podría pagar a jubilados, que mantienen juicios contra el Estado, por deudas pendientes. Es el sector de jubilados que tienen las pensiones más altas.

En tanto, aumentan las denuncias en distintos lugares del país, y en esta capital, por la imposibilidad de pagar el aumento de tarifas de gas, luz y agua. La justicia ha respondido con una serie de amparos, e incluso en la provincia de Buenos Aires el juez Luis Arias ordenó retroceder en los aumentos a las tarifas anteriores y pidió a la población no pagar. Asimismo continúan aumentando los despidos y las últimas cifras estiman ya más de 200 mil tanto en el sector público como en el privado.

Daniel Catalano, secretario general de la Asociación de trabajadores del Estado (ATE-Capital) advirtió que “este gobierno vino a generar un ejército de 15 millones de desocupados, para bajar salarios y garantizar la calidad de vida de ellos” y añadió que “vienen avanzando pero los trabajadores estamos de pie”, y convocó a la marcha federal de agosto “para poner a Macri en el lugar donde tiene que estar”.

En el tema de derechos humanos que afecta a los trabajadores denunció la violencia institucional en la provincia de Jujuy y dijo que “nuestros compañeros no pueden caminar con remeras de nuestro gremio o de la Tupac Amaru (importante movimiento social en el noroeste) porque son detenidos”.

También denunció “ataques brutales del gobierno a la clase trabajadora”: estigmatización de los empleados públicos, protocolo para disciplinar y policías en oficinas estatales con listas para informar quien pasa a ser un desocupado. Es cierto que durante 12 años de creación de empleo no pudimos resolver la precarización, pero este gobierno ha avanzado de manera desmedida sobre la clase trabajadora”.

En este mismo aspecto el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) que preside el periodista informe del organismo que preside Horacio Verbitsky presentó un informe sobre los primeros meses de la presidencia de Macri.

“La novedad es que hay otra vez una política de violaciones de derechos humanos que responde a un plan de gobierno. Un plan que esta vez se produce dentro de la legalidad vigente y usando todos los resquicios que esa legalidad permite”, dijo Verbitsky,

Durante la presentación del Informe el periodista habló sobre el desinterés del actual gobierno con los procesos (judiciales)iniciados, sobre todo si se trata de militares retirados hace muchos años” y no existe voluntad de avanzar en el enjuiciamiento de los responsables de crímenes de lesa humanidad durante la pasada dictadura militar (1976-1983).