Policía abate a militar retirado que mató a tres en el Centro Histórico de CDMX
7 diciembre, 2019
Discurso de despedida de Macri en medio de expresiones de odio
7 diciembre, 2019

Nuevas protestas en Madrid se solidarizan con el pueblo chileno

Protesta a favor de los animales en la Puerta del Sol, en Madrid. Foto: Ap

Armando G. Tejeda

Madrid. Un día después de la multitudinaria manifestación en las calles de Madrid -en la que se calcula que medio millón de personas marchó para exigir medidas urgentes y efectivas para la defensa del planeta-, diversos colectivos ecologistas protagonizaron más actos de protesta en la capital española para solidarizarse con las protestas sociales de las últimas semanas en Chile y contra las propuestas que emanaron de la Cumbre del Clima de Chile (COP25), por las

La exigencia social en el mundo aumenta, pues se considera que la reunión es una oportunidad “histórica” para adoptar las medidas urgentes que se necesitan para luchar contra el cambio climático.

Con la inercia de la histórica manifestación del pasado viernes en Madrid, un grupo de manifestantes convocados por la plataforma internacional Extintion Rebellion protagonizó dos protestas. El primero fue una manifestación en la que unos 40 activistas se concentraron con la boca y ojos cubiertos cinta negra y mientras en el torso llevaban escritas con letras negras reivindicaciones en que instaban a las empresas eléctricas a “contar la verdad”.

Esta protesta ocurrió en las inmediaciones de las grandes compañías eléctricas españolas -la mayoría con intereses en México y países de América Latina.

En otro acto de protesta, horas después en la Gran Vía de Madrid, unas 100 personas bloquearon la avenida y al ritmo de una batucada difundieron su mensaje ecologista, en el que hicieron un nuevo llamado a los gobiernos y a los “poderosos del mundo” a actuar urgentemente contra el cambio climático. Además protestaron a las puertas de tiendas de ropa para hacer un llamamiento a la ciudadanía para que modere o reduzca de forma drástico los niveles de “consumismo” como una forma de reducir la contaminación y la explotación desmedida de los recursos naturales.

Los manifestantes criticaron que, a pesar de las “múltiples cumbres” que se han celebrado para abordar el cambio climático, no se han tomado medidas ni “adecuadas” ni “efectivas” y que, en aquellas parcialmente positivas, se ha visto como “determinados países no las cumplen”.

Además, en la sexta jornada de debates y conferencias en la COP25 cobró especial relevancia el asunto de la movilidad en los espacios urbanos, sobre todo en las grandes ciudades -como la Ciudad de México- en donde coincidieron en que es más urgente que nunca buscar alternativas al transporte cotidiano, que sean más sostenibles y que reduzcan los altísimos índices de contaminación que genera el actual modelo.

Entre las alternativas que dieron se habló de las Rutas medioambientales, es decir de conocer nuestras ciudades a través de una bicicleta y, al mismo tiempo, ser conscientes de las consecuencias que provoca el cambio climático sobre nuestro modelo turístico y plantear soluciones para frenar la emergencia climática.

JSL
JSL