Empresarios exigen liberación de 63 compañeros en Chiapas
2 febrero, 2017
Constitución de CDMX dará más derechos a ciudadanos: Muñoz Ledo
2 febrero, 2017

Policía israelí desaloja por completo colonia de Cisjordania

La policía israelí desaloja a colonos de Ofra, tras la evacuación de Amona, en Cisjordania. Foto Ap

Afp

Amona. La policía israelí desalojó este jueves a los últimos colonos judíos atrincherados en una sinagoga del asentamiento de Amona, ubicada en Cisjordania reocupada, una operación que provocó polémica y que llevó al gobierno a estudiar la creación de una nueva colonia.

Centenares de policías fueron necesarios para completar el desalojo, tras 24 horas de forcejeos, lanzamientos de gas lacrimógeno, incendios de barricadas y la detención de decenas de personas.

Amona es una colonial construida ilegalmente en 1995 cerca de Ramala, al norte de Jerusalén. A pesar de los violentos retiros de la población, el primer ministro Benjamín Netanyahu anunció la creación de 3 mil nuevos asentamientos en esta región.

La colonia es objeto de una batalla política y legal que duró desde su creación. En 2014, la Corte Suprema juzgó el asentamiento ilegal desde el punto de vista del derecho israelí al estar construida en tierras privadas palestinas y ordenó su destrucción.

Los agentes tuvieron que batallar durante horas para acceder a la sinagoga donde se hallaban los últimos resistentes a la evacuación. Al final emplearon una motosierra para cortar la estructura del templo, y luego sacaron a los que estaban en el interior uno por uno. Todo ocurrió delante de las cámaras de televisión, que retransmitían la situación en vivo.

Durante 24 horas, la policía se trenzó a golpes con centenares de jóvenes venidos de las colonias vecinas con la convicción de que estas tierras, ocupadas por Israel desde 1967, son israelíes, digan lo que digan los jueces, los palestinos y la comunidad internacional.

Varios de los habitantes esperaron hasta el último momento antes de partir con poco equipaje, dejando atrás sus pertenencias que recuperarán más adelante.

Este miércoles 24 policías resultaron levemente heridos en las operaciones que permitieron desalojar a unas 800 personas y detener a 13, según la policía.