En su adiós como en su vida, el amor y la trifulca rodearon a Maradona
26 noviembre, 2020
Que no quede en espectáculo
27 noviembre, 2020

Prisión domiciliaria para general boliviano acusado de asesinato

Integrantes de las Fuerzas Armadas bolivianas en imagen de archivo. Foto Afp

Europa Press

Las autoridades judiciales de Bolivia decretaron prisión domiciliaria bajo custodia policial al comandante de las Fuerzas Armadas, el general Alfredo Cuéllar, acusado de asesinato durante la matanza de Sacaba, ocurrida en noviembre de 2019 durante las manifestaciones en apoyo al depuesto presidente Evo Morales, en la que once personas murieron durante la represión de las protestas por parte de la fuerza pública.

Cuéllar, quien fue detenido el martes, aseguró ante la Fiscalía de Sacaba, en Cochabamba, que durante aquellos días sólo cumplía funciones administrativas y ejercía como quinto al mando, señaló el diario boliviano La Razón.

El fallo le prohíbe comunicarse con otros testigos e implicados en el caso y le obliga a acudir a la sede de la Fiscalía de Sacaba dos veces por semana para firmar, así como a abonar una fianza de 250 mil bolivianos, unos 30 mil 500 euros.

Cuéllar es el primer arrestado por estos hechos, ocurridos entre el primero de septiembre y el 31 de diciembre de 2019 como consecuencia de las protestas surgidas luego que la cúpula militar conminó a Morales a renunciar en medio de protestas en las que la ultraderecha alegó fraude, sin presentar pruebas, en los comicios en los que el líder indígena ganó un cuarto mandato.

La Organización de Estados Americanos avaló esas denuncias.

De la docena de víctimas que se registraron por aquellos hechos en Sacaba, al menos ocho de ellas murieron por impactos de bala recibidos por la fuerza pública.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha calificado estos incidentes y los de las protestas en Senkata, en La Paz, como «masacres», que dejaron más de 25 fallecidos y un centenar de heridos.

La detención tomó por sorpresa a algunos miembros del ejército, que calificaron como «desconcertante» la decisión tomada por la fiscalía de Cochabamba de detener y acusar a Cuéllar.

«Como fieles cumplidores de la ley estaremos a la espera de los resultados finales de las investigaciones que se están efectuando», afirmó el miércoles el comandante de las Fuerzas Armadas, el general Jaime Zabala, quien ha defendido la actuación del ejército siguiendo las directrices del Alto Mando y no bajo «formas arbitrarias».